Rahm se hunde y no mejora Sergio García

Rahm se hunde y no mejora Sergio García

Rahm se lamenta tras un fallo con el putt
Rahm se lamenta tras un fallo con el putt | AFP

El vasco y el de Borriol firmaron sendas tarjetas de +5 y +2 en la tercera ronda del Masters de Augusta

Llegan sin opciones al último día del primer ‘major’ del año, donde Scheffler acaricia la chaqueta verde

En un día como hoy, pero hace 65 años, nacía Severiano Ballesteros en Pedreña (Cantabria). Era la ocasión perfecta para rendir tributo al mejor golfista español de todos los tiempos. Y lo intentaron Jon Rahm y Sergio García, los dos únicos españoles supervivientes en el Masters de Augusta después de la eliminación este viernes de José María Olazábal, grandísimo amigo de Seve y pareja de época en la Ryder Cup, donde todavía se recuerdan las actuaciones del mítico dueto.

Pero una cosa es querer y la otra es poder. Y quisieron tanto Jon como Sergio en Georgia pero no pudieron hoy. Llegaban a la tercera ronda ambos muy lejos del liderato, que ostentaba el intratable Scottie Scheffler, pero todavía en la pugna si se caía el actual número uno mundial, que había reventado el campo con una vuelta de 67 golpes (-5 en el día para un -8 en el total). El norteamericano acabó este viernes con cinco golpes de ventaja sobre un cuarteto formado por el surcoreano Im Sung-jae, el irlandés Shane Lowry, el japonés Hideki Matsuyama y el sudafricano Charl Schwartzel, todos ellos con -3 en el global. Cinco golpes por detrás estaban los españoles, ambos con -2 en el total. Si se caía Scheffler, por lo tanto, las opciones a triunfo permanecían intactas, pues lo que Augusta te da un día al otro te lo quita y todavía podía pasar de todo. 

El viento racheado volvió a ser una constante en la jornada sabatina. Así como las frescas temperaturas que calaban los huesos y obligaron a los golfistas a abrigarse. Sergio García empezó su ronda con un buen birdie que le daba esperanzas después de mandar la bola al búnker. Después firmó ocho pares seguidos. Más irregular fue el arranque de Rahm, que en los primeros nueve hoyos rubricó un birdie empañando con tres bogeys. El vasco seguía con muchos problemas con el putt. En la segunda parte del recorrido no mejoraron las cosas para los españoles. Sergio hizo cuatro bogeys y un birdie (+2 en el día, +4 en el total) y Jon un birdie, dos bogeys y un doble bogey (+5 para un +7 en el global).

Scheffler seguía con una ventaja sideral respecto a sus perseguidores. Salvo debacle, el hombre que arrebató a Rahm el número 1 del mundo vestirá hoy su primera chaqueta verde.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil