Sport.es Menú

Baño de masas del Mallorca para celebrar el regreso a Primera

Futbolistas, cuerpo técnico y directivos celebraron por todo Palma el ascenso

La expedición salió de Son Moix, pasó por el Ayuntameinto, la sede del gobierno balear y acabó en Tortugas

El Mallorca celebra el ascenso a Primera con sus aficionados | @RCD_Mallorca

La plantilla del Mallorca, el cuerpo técnico y directiva celebraron por todo lo alto el ascenso logrado el domingo con la heroica remontada ante el Deportivo. El 3-0 en Son Moix desató una locura que culminó ayer con una multitudinaria celebración por toda la ciudad de Palma, donde los jugadores se dieron un baño de masas.

Roger Payró

Los futbolistas, vistiendo una camiseta roja que lucía el lema “Som de Primera”, se desplazaron en un autobús turístico desde el estadio de Son Moix y la primera parada fue la del Ayuntamiento en una plaza de Cort con mucho ambiente donde las bengalas no podían faltar. Con una puntualidad rigurosa, el autobús llegó a la plaza donde todos fueron recibidos por el alcalde de la ciudad, José Hila. Los jugadores subieron las escalinatas y desde el balcón del Ayuntamiento llegaron los primeros turnos de palabra de la noche.

Primeros cánticos

Los aficionados reclamaron a Salva Sevilla y el centrocampista respondió con un cántico. “Asso, asso, asso, tenim un equipasso!”. Poco después fue Adbón Prats, uno de los héroes del ascenso y que marcó el definitivo 3-0, el que siguió con otros cánticos. El capitán Xisco Campos y Manolo Reina fueron los siguientes protagonistas y quisieron recordar el trayecto del club, que hace dos años estaba en Segunda B.

Álex López, Budimir, Ariday Cabrera y Dani Rodríguez fueron algunos de los que también animaron la fiesta en el balcón de Cort mientras la afición le pidió a Estupiñán que se quedara ante las informaciones de su posible salida. Finalmente, el técnico Vicente Moreno, al que también se le jaleó que se quedara, indicó que “el Mallorca ya era de Primera”.

Celebración por todo lo alto del ascenso | sport.es

La expedición bermellona prosiguió la fiesta con su segunda parada en el Consolat de Mar, donde fue recibida por la presidenta en funciones de las Islas Baleares Francina Armengol, que les dedicó un discurso de enhorabuena. Muchísima gente presente en la sede del gobierno balear vio como de nuevo eran Salva Sevilla, Manolo Reina y Abdón Prats los que tomaban la palabra. Una vez finalizado el acto, el autobús siguió con su ruta con la tercera y última parada: Tortugas. Así es como se conoce a la plaza Juan Carlos I, principal lugar de celebración cuando el Mallorca consuma sus éxitos.

Fin de fiesta en Tortugas

Miles de personas llenaban la plaza a rebosar y un ‘speaker’ fue presentando uno a uno a todos los jugadores y cuerpo técnico, que subieron a un escenario. Dani Rodríguez fue uno de los primeros en hablar y el exjugador del Albacete quiso entonar una canción que la afición manchega le dedicó en la eliminatoria previa: “Dani Rodríguez hijo de p***, Dani Rodríguez, hijo de p***…”. Lago Júnior y Álex López quisieron cantar mientras que Abdón prefirió mandar un mensaje a la afición:  “No tengo palabras para describir este momento. Sois muy grandes. Quiero que todos los que habéis animado os hagáis socios. Ha sido el mejor San Juan de nuestras vidas, lo recordaremos siempre”.

Después fue el turno de Salva Sevilla. “Como sabéis yo ya estoy mayor, tengo el pelo blanco. He estado en muchos equipos y he vivido muchas cosas importantes. He vivido ascensos, partidos de UEFA, partidos de Primera División… pero de corazón que lo que hemos vivido esta temporada con vosotros es insuperable. Muchas gracias”. Por su parte, Ariday Cabrera aseguró estar “muy feliz de estar aquí, de ascender a Segunda y ahora a Primera. Es un sueño para mí poder jugar en Primera División”.

Xisco Campos apeló al “orgullo” para definir al equipo y a la afición porque “nunca hemos estado solos, en Segunda B tampoco”. Después, Manolo Reina recordó que “nadie confiaba en nosotros pero el equipo se ha ganado estar en Primera, de donde nunca debería haber bajado”. Franco Russo, Joan Sastre y Marc Pedraza también tuvieron el micro en sus manos, siendo especialmente emotivo el ‘speech’ del último: “va por ti”, dijo mirando y señalando al cielo. Pedraza perdió a su padre Ángel en 2011 con solo 48 años.

Finalmente, subió todo el cuerpo técnico, con Vicente Moreno a la cabeza. “Sois muy grandes. No queremos despertar de este sueño, recordad que lo mejor siempre está por venir”, aseveró el preparador valenciano. Una celebración de ensueño que se va a prolongar los próximos días por Palma con la resaca del ascenso que lleva al Mallorca de regreso a Primera seis años después.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil