Villas-Boas responde a la afición del Olympique de Marsella y señala a los medios

Seguidores del equipo francés bloquearon el paso del autobús antes del partido ante el Nantes

Después de la victoria, el técnico portugués se refirió a los hechos acontecidos

El Marsella ya no tiene opciones de clasificarse para octavos de final en la Champions
El Marsella ya no tiene opciones de clasificarse para octavos de final en la Champions  | sport

Dani Godoy

El Olympique de Marsella atraviesa un momento difícil. Aunque las cosas van bastante bien en la Ligue 1 (cuatro victorias seguidas), André Villas-Boas aún no ha conseguido que su equipo sume en la Champions y ya no tienen opciones de clasificarse para octavos. Cero victorias, cero goles. Números muy pobres para un club histórico que no se clasificaba para una fase de grupos de la máxima competición europea desde la temporada 2013/14.

Según informa 'Téléfoot', y como muestran numerosas imágenes compartidas a través de las redes sociales, la afición bloqueó el autobús de los Focenses antes del partido contra el Nantes disputado el pasado sábado (3-1). Los marsellenses se preparaban para salir del centro de entrenamiento Robert Louis-Dreyfus y se dirigían hacia el estadio Orange Vélodrome, cuando la aparición de varios aficionados les hizo frenar. Se dice que Villas-Boas y Steve Mandada bajaron para abrir diálogo con ellos.

El rotativo marsellés 'La Provence' incluso captó instantes después de que se produciera el incidente, en el que jugadores como Florian Thauvin o Dimitri Payet (principales objetivos de la afición) habían sido objeto de insultos. A su llegada al estadio, los jugadores también pudieron observar muestras del descontento de la afición en una pancarta situada en la curva norte con un mensaje tan esclarecedor como hostil. "Nos ponemos a tu nivel: no hacemos nada más".

Los dos focos de atención de la afición focense, Thauvin y Payet, abrieron el camino del OM en la victoria ante el Nantes (3-1). Después del encuentro, Villas-Boas se refirió a la tensión que se había vivido entre afición y jugadores antes del partido y dijo que "entendió el mensaje".

"Estaba más preocupado por llegar tarde al partido, sinceramente. Recibimos el mensaje. Traté de decirle a la afición que fuera en la excitación de los medios, que nos dejaran trabajar un poco. Un poco de paciencia, estamos bien en la liga. Obviamente, la afición pidió un poco más de juego, contenido, eso hay que buscarlo. Espero que estén felices hoy. Se necesita tiempo, hay que dejar que la gente trabaje. Somos conscientes de que les hemos defraudado en la Champions, pero no podemos entrar en la emoción que transmite el mundo mediático", explicó el técnico portugués en 'RMC Sport', señalando a los medios como los principales responsables de los males del OM.

Los olímpicos, que juegan mañana en casa ante el Olympiakos (21:00h), ya no tienen ninguna opción de clasificarse para octavos de final de la Champions League, pero aún pueden obtener un billete para la Europa League. Para clasificarse para la segunda competición europea, los franceses necesitan ganar a los griegos y sumar más puntos que ellos en la última jornada.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil