Villas-Boas amenazó con dimitir ante sus jugadores tras la última derrota del Marsella

Una racha de malos resultados ha descolgado al equipo marsellés de la lucha por el título

Villas-Boas se sintió traicionado por la actitud y el pasotismo de algunos jugadores

Villas-Boas durante un partido con el Olympique de Marsella
Villas-Boas durante un partido con el Olympique de Marsella | EFE

Pep Santos

El Olympique de Marsella no pasa por un buen momento. La última derrota de los de la Costa Azul el pasado sábado contra el Nimes ha aumentado hasta los diez puntos la diferencia entre la cabeza de la competición (el PSG) y el equipo marsellés, que tiene dos partidos pendientes por disputar.

La derrota de este sábado sentó muy mal a los de Vélodrome, provocando incluso a una gran bronca del presidente del club, Jacques-Henri Eyraud, después del encuentro. Una acción que gustó a André Villas-Boas, el técnico del equipo marsellés: "El presidente habló, habló bien, dijo lo que tenía que decir en nombre del club. Es importante que el presidente esté presente en la dinámica de un club" comentó.

"Un discurso bonito, no tenemos derecho a comportarnos así. Solo llevo aquí un año y medio, pero hace tiempo que comprendo lo que significa esta camiseta" analizó Álvaro González, defensa español que ejerció de capitán durante unos minutos durante la decepcionante derrota, sobre el discurso del presidente, "Podemos no tener una buena noche, pero está prohibido no pelear o no tener actitud" sentenció.

Tras el discurso de Eyraud, Villas-Boas, recogió el testigo y siguió abroncando a sus futbolistas. El técnico portugués se sintió especialmente decepcionado con la actitud de algunos de sus jugadores, a los cuales, él siempre ha protegido ante las críticas y la controversia. Por ejemplo, recientemente se habló de la posible ausencia de Dimitri Payet en una sesión de entrenamiento, un tema del que el entrenador portuense siempre se resistió a hablar para no avergonzar al futbolista.

En la acalorada reprimenda del entrenador luso a sus futbolistas, Villas-Boas llegó incluso a amenazar con dimitir, según publica RMC Sport. Una advertencia que llevó a algunos futbolistas a pedirle que se quedara, diciendo que les correspondía a ellos cuestionarse.

No está claro si Villas-Boas pretendía realmente cumplir su palabra o simplemente provocar alguna reacción dentro del vestuario, pero inmediatamente después de la amenaza, el técnico portuense suavizó su discurso, argumentando que podía irse si él era el problema, pero de momento parece que Villas-Boas seguirá en Vélodrome tras conseguir causar el impacto que buscaba con su charla.

Hoy lunes, Villas-Boas se ha mostrado mucho más tranquilo en rueda de prensa afirmando que: "Creo que tengo una buena conexión con el grupo, los jugadores escuchan mi discurso. No hay duda de eso" decía el exentrenador de Tottenham, Chelsea o Zenit de Sant Petersburgo, que, preguntado por su futuro, no ha asegurado su continuidad más allá de su contrato actual, que expira a final de temporada: "No me importa eso. ¡Si llegamos al final, llegamos al final! Yo, por mi parte, estoy 100% centrado en el OM hasta junio" ha concluido.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil