Sport.es Menú

El PSG, remontado y retratado

Los parisinos dejan escapar una nueva oportunidad de cerrar la Ligue 1 con su derrota en Nantes

El cuadro capitalino suma su segunda derrota liguera consecutiva, algo que no sucedía desde noviembre de 2011

El PSG no pudo vencer al Nantes y tendrá que esperar una joranda más para logar el titulo liguero | PERFORM

C. F. Sainz

FICHA TÉCNICA

Ligue 1

NAN

3-2

PSG

Nantes

Dupe; Edgar Ié, Diego Carlos, Pallois; Fabio (Kwateng, 83'), , Rongier, Touré, Moutossamy, Traoré; Coulibaly (Kolo Muani, 92') y Waris (Libombe, 90').

PSG

Buffon; Kehrer, Kimpembe, N'soki (Dagba, 60'), ; Dani Alves, Diaby, Draxler, Paredes, Kurzawa (Guclu, 74'), Nkunku; y Choupo Moting.

Goles

0-1 M. 19 Dani Alves. 1-1 M. 22 Diego Carlos. 2-1 M. 43 Warris. 3-1 M. 52 Diego Carlos. 3-2 M. 89 Guclu

Árbitro

Antony Gautier. TA: Dupe (94')/Kimpembre (54'), Dagba (79')

Incidencias

Stade de la Beaujorie. 35.000 espectadores.

A la tercera tampoco fue la vencida. Tras desperdiciar dos encuentros para proclamarse campeón de la Ligue 1, parecía que el PSG cerraría la lucha por el título en el Stade de la Beaujorie. A pesar de no contar con Neymar, Di María y Cavani, los tres lesionados, ni con un Mbappé al que un Tuchel sancionado decidió dar descanso, se esperaba que un alternativo PSG plagado de no habituales lograra su cometido.

Solo necesitaban un punto los capitalinos, y la historia estaba con ellos. El Nantes no había ganado al PSG en competición oficial en la última década y sumaba 14 derrotas consecutivas ante el conjunto de París. Pero los de Tuchel, sin sus grandes estrellas, no son ni la sombra del equipo que se espera que sea y fueron un muñeco de peluche a manos de un Nantes que pudo golear.

Con la derrota, el PSG sigue dependiendo de él mismo para levantar el título liguero, ya que restan 18 puntos en juego y el Lille está 17 por debajo. Pero lo más preocupante es el estado de forma del cuadro parisino, que suma un punto de los últimos nueve en juego; la última vez que sucedió, en diciembre de 2016. Además, son dos encuentros ligueros perdiendo, y el antecedente más cercano lo encontramos en noviembre de 2011.

LO QUE MAL EMPIEZA...

Al PSG se le fueron complicando las cosas con el paso de los minutos. Los locales tuvieron el primero en un testarazo de Coulibaly tras centro desde la izquierda de Traoré, pero Buffon evitó el tanto con una mano salvadora. Poco después, el meta italiano detuvo un testarazo picado de Pallois.

Pero antes del minuto 20 apareció Dani Alves para poner las cosas en su sitio. Un tremendo disparo desde lejos se coló en la mismísima escuadra derecha de Dupe en lo que significó el primer tanto liguero del exazulgrana. 

Pese a ello, no le duró demasiado la alegría al conjunto capitalino y, dos minutos más tarde, Diego Carlos cabeceaba al fondo de la red, libre de marca, un saque de esquina botado desde la derecha. Se le  ponían las coas feas al PSG y el fantasma del Estrasburgo y del Lille planeaba en el Stade de la Beaujorie.

Hasta que, al filo del descanso, los citados fantasmas dejaron de volar y aterrizaron en el terreno de juego. Coulibaly se llevó el balón por la banda derecha tras forcejear con N'soki, puso el balón atrás en el interior del área para que Moutossamy ejecutara el disparo, pero este fue erróneo La fortuna se alió con los bretones y el esférico le cayó a Warris que, solo en el segundo palo, no tuvo más que empujar el cuero a gol.

... MAL ACABA

La cosa iba de mal en peor y no mejoró en la segunda parte. Un nuevo saque de esquina lo remató involuntariamente Diego Carlos entre un mar de piernas para lograr el tercero. La cosa pudo ser peor, puesto que Coulibaly perdonó el cuarto a puerta vacía, con un tiro desde el eje central del terreno de juego sin Buffon entre los tres palos.

Se marchó el PSG descaradamente a por el gol, pero las ocasiones seguían siendo del Nantes. Buffon volvió a salvar el cuarto tras tiro de un Waris que dejó sentado a Kehrer y volvió a resultar clave en un disparo sin ángulo de Pallois.

Ni suerte tenía el PSG. En una de las pocas acciones de ataque de las que gozó tras el descanso, Choupo Moting se llevó el balón a trompicones, entró en el área y, desde el suelo, mandó el balón al poste.

En la recta final, el debutante Guclu -sin nombre en la camiseta, por cierto- dio esperanzas a su equipo con el segundo, pero la diana llegó demasiado tarde y el PSG sigue sin atar el campeonato. Lo ganará, porque la ventaja es abismal, peor la imagen que está dejando en los últimos duelos es muy triste.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil