Sport.es Menú

El PSG se pasea ante el Angers a medio gas

El cuadro parisino goleó al segundo clasificado y demostró nuevamente su superioridad

Neymar cerró un partido en el que no estuvo del todo fino

Victoria fácil del PSG ante el Angers | Perform

Ni tan siquiera el segundo de la tabla es capaz de toserle al PSG en una nueva demostración de la enorme superioridad que tienen los parisinos respecto a cualquier rival francés. No hay discusión ninguna y el Angers, que venía como una de las sensaciones de la temporada, tuvo que morder el polvo. Y eso que el PSG no necesitó ni pisar el pie del acelerador. Los Icardi, Sarabia, Neymar y compañía golearon por inercia. Y ya van...

Albert Gracia

FICHA TÉCNICA

Ligue 1

PSG

4-0

ANG

PSG

Navas; Herrera, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat (Diallo, 78'); Paredes, Verratti, Gana Gueye; Sarabia (Di María, 83'), Icardi (Choupo-Moting, 72') y Neymar.

Angers

Butelle; Manceau, Traoré, Thomas, Ait Nouri (Thioub, 46'); Capelle, Pereira, Santamaría, Bobichon (Mangani, 55'), Ninga; Alioui (Kanga Aka, 78').

Goles

1-0 M. 13 Sarabia. 2-0 M. 37 Icardi. 3-0 M. 59 Gana Gueye. 4-0 M. 90 Neymar.

Árbitro

Willy Delajod. T.A.: Sarabia (23'), Neymar (82'), Paredes (86') / Pereira (53').

Incidencias

Parque de los Príncipes (42.000 espectadores).

Tocaba ganar antes del parón por selecciones y el equipo de Tuchel no dudó. Con una superioridad aplastante en la posesión, el PSG amansó el balón como quiso ante un Angers que ni siquiera inquietó la meta de Navas, un mero espectador. Y cuando eso sucede, cuando dejas que un equipo con la pólvora del PSG solo se centre en atacar, lo sueles pagar muy caro.

El cuadro parisino llegó, llegó y llegó a la meta de Butelle hasta que Sarabia, cuando todavía no se había cumplido el primer cuarto de hora de partido, inauguró el marcador con su jugada más característica: diagonal hacia la izquierda y disparo al palo corto. El 1-0 no alteró los planes de Tuchel, que ordenó a los suyos seguir con la marcha.

El PSG no necesitaba pisar el acelerador puesto que el rival no hacía nada como para temer por el resultado más allá de un disparo de Alioui. Así, con tener la pelota e intentar abrir brecha había suficiente. Y la brecha se abrió en los últimos instantes de la primera mitad tras una gran jugada coral que terminó Icardi. 

En la reanudación, el dominio parisino se acrecentó todavía más ante un rival que perseguía sombras. Gana Gueye cerró el partido en una jugada embarulla y fue entonces cuando le llegó el partido a Neymar, que lo intentó por tierra, mar y aire. El brasileño quería su gol y se ofuscó tanto que incluso el árbitro le sacó amarilla por protestar. Estaba desquiciado por las faltas y por la falta de claridad arriba. Hasta que le llegó la fortuna. Choupo-Moting se la puso al espacio y Neymar no falló driblando a Butelle y anotando a placer para cerrar el marcador. A medio gas. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil