El PSG, el nuevo galáctico

El PSG, el nuevo galáctico

Sergio Ramos ficha por el PSG por dos temporadas | Efe

Donnarumma podría ser la última incorporación para tener un once de ensueño

Ramos, Achraf y Wijnaldum ya están atados y Neymar, renovado. Mbappé es el único nombre que queda en el aire

Da miedo la plantilla del PSG para esta nueva temporada 2021-22. Leonardo se está moviendo con fuerza en el mercado y, con ingenio y talonario, ha conseguido cerrar incorporaciones para confeccionar un once de ensueño para Nasser Al-Khelïfi, en el gran objetivo del mandatario catarí y del club de conseguir, finalmente, la Champions League.

El primer gran movimiento fue cerrar la renovación de Neymar Jr., y así arrancar de raíz todos los rumores de su posible vuelta al FC Barcelona.

En la próxima gran operación, el Barça también estuvo como protagonista indirecto. El PSG le arrebató al club azulgrana y, en especial, a Ronald Koeman, a Gigi Wijnaldum, un centrocampista de contención que formará el pivote en el centro del campo con Marco Verratti, otro de los jugadores que está deslumbrando en esta Eurocopa.

Junto a ellos, Leandro Paredes puede aportar músculo en la zona media si Pochettino decide salir con dos puntas, como encaje perfecto entre las líneas más atrasadas y adelantadas.

Las siguientes operaciones cerradas fueron las de Achraf Hakimi y Sergio Ramos. Con ellos, el PSG refuerza, sobre todo, la línea defensiva con un lateral que viene del Inter campeón del Scudetto, y con un central que llega con su palmarés lleno, con la experiencia de levantar la Champions y con el peso en las espaldas de ser una leyenda del Real Madrid.

El once soñado del PSG para la temporada 2021/22

| SPORT

En la portería, solo faltaría por llegar el italiano Donnarumma deja el equipo de su vida, el AC Milán, y competiría con Keylor Navas por la titularidad, aunque parece que la etiqueta del portero de la 'Azurri' parte como clara para ser el elegido por Pochettino en el once.

Kimpembé y Marquinhos podrían ocupar los puestos restantes en la línea de tres centrales mientras que Juan Bernat ocuparía el carril izquierdo.

Arriba, el tridente de oro, con otro banquillo de oro. Neymar, Kylian Mbappé y Di María asustan a cualquier defensa, y otros como Icardi o Sarabia son revulsivos de lujo son un as en la manga de inyección de calma para los técnicos. A priori, en una alineación más defensiva, Pochettinoa apostaría por Paredes en el centro del campo y el sacrificado sería el argentino en un 3-5-2. A pesar de ello, la apuesta totalmente ofensiva de un 3-4-3 con Di María en una banda y Neymar en la otra, sentaría a Paredes para contener a los rivales con dos perfiles compenetrados en el centro del campo. Wijnaldum, más destructivo y defensivo, y Verratti, más creativo.

Precisamente, el nombre una de sus máximas estrellas, Kylian Mbappé, es el que está más en la cuerda floja. El francés aún no ha renovado y ha expresado su deseo de ir al Real Madrid. En un año su contrato termina y Leonardo debe conseguir intentar retenerle para cerrar su alineación soñada. Con él, el PSG tiene un once para luchar por todo. Ya son los nuevos 'galácticos'.

Temas