Keane hace buena la temeridad de Tuchel

El delantero italiano dio la victoria al PSG ante el Montpellier (1-3) en un partido sufrido de los parisinos

Sin Neymar ni Verratti, y con Mbappé suplente, toman aire los 'rouge et bleu' antes de la 'final' en Champions

Keane pugna por un balón con un jugador del Montpellier
Keane pugna por un balón con un jugador del Montpellier | sport

Hay pánico en París a una nueva debacle europea y lo evidenció Tuchel dejando a Neymar fuera de la convocatoria para el duelo ante el Montpellier. Se quedó fuera de la lista también Verratti, otro hombre capital para las aspiraciones 'rouge et bleu'. Como Mbappé, que fue suplente en el Stade de la Mosson. Aun así, fue capaz el PSG de sacar el partido adelante con los secundarios para acabar llevandose el triunfo con goles de DagbaKeane Mbappé, que jugó 15 minutos, antes de la 'final' del martes en la Champions League ante el Basaksehir.

Alba López

FICHA TÉCNICA

Ligue 1

MON

1-3

PSG

Montpellier

Omlin; Sambia, Mendes, Congre, Ristic; Ferri; Mavididi (Skuletic, 74'), Mollet (Oyongo, 73'), Laborde, Savanier; Yun (Dolly, 63').

PSG

Keylor Navas; Pembele, Diallo, Kurzawa; Dagba (Kehrer, 64'), Rafinha, Gueye (Ruiz-Atil, 77'), Herrera (Paredes, 64'), Bakker (Danilo, 64'); Di María, Kean (Mbappé, 77').

Goles

0-1 M. 33 Dagba. 1-1 M. 42 Mavididi. 1-2 M. M 77 Kean. 1-3 M. 91 Mbappé.

Árbitro

Mikael Lesage. TA: Savanier (72') / Kurzawa (13'), Kean (23') Y Dagba (42').

Incidencias

Stade de la Mosson. A puerta cerrada.

Sobró la primera media hora del choque, con un PSG muy espeso que sólo prendió a chispazos. Especialmente del exazulgrana Rafinha, quien ejerció de capo en el centro del campo de su equipo y fue capaz de montar buenas contras. También apareció como casi siempre Di María, autor de la asistencia que abrió el marcador. Desde la izquierda, el argentino sirvió el gol en bandeja a Dagba, muy cómodo ejerciendo de carrilero total. Pero despertó el Montpellier antes del descanso y consiguió devolver las tablas al marcador gracias a la tecnología de la línea de gol, que validó el tanto fantasmas de Mavididi después de dos paradones de Keylor. Teníamos partido nuevo.

KEANE, AL RESCATE 

Tras el descanso tardó Tuchel en mover ficha, y cuando lo hizo tampoco sacó los fuegos de artificio. La entrada de DaniloKehrer Paredes parecía poca cosa. Hubo cambio de dibujo. Se pasó del 3-5-2 al 4-4-2, pero pinchó en hueso el técnico alemán. Mbappé ya calentaba motores en la banda. Y, magia, fue entonces cuando afloró Keane, hasta entonces desaparecido, con una bicicleta preciosa dentro del área y un misil a la escuadra que volvía a poner las cosas en su sitio y reafirma el liderato del PSG en esta Ligue 1 con más color que otras veces pero cuyo desenlace ya conocemos todos. Mbappé se apuntó a la fiesta en el descuento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil