El jeque Al-Khelaïfi sufre ciberataques desde 2018

Según 'Le Monde', dos números de teléfono móviles de Nasser Al-Khelaïfi fueron espiados con el software 'Pegasus'

Uno de los puntos de conflicto se halla en la retransmisión televisiva de las principales competiciones de fútbol

Nasser, en una imagen de archivo
Nasser, en una imagen de archivo  | sport

Arnau Blanch

Durante esta jornada del miércoles, el prestigioso medio 'Le Monde' desveló que Nasser Al-Khelaïfi, presidente del Paris Saint-Germain y fundador de 'BeIN Media Group', habría sido objeto de varios ciberataques y espionaje desde agosto de 2018.

Al parecer, dos de sus teléfonos móviles habrían sido atacados por el potente software Pegasus, además de un fijo que estaba asignado al director de comunicaciones del club parisino, Jean-Martial Ribes. Pegasus se trata una herramienta de 'spyware' con licencia para los gobiernos que había recibido un uso ilícito. La información de 'Le Monde' destaca también que varios smartphones de periodistas, hombres del Gobierno y personas de gran reputación habrían sido igualmente hackeados.

El rotativo francés, además, también declara que "no está en condiciones de decir si estos dispositivos fueron efectivamente infectados por Pegasus", pero que, tras la investigación, existen "pocas dudas sobre la voluntad de ponerlos bajo vigilancia electrónica".

La compañía 'BeIN Media Group' emitió un contundente comunicado a raíz de esta filtración y recalcó que estos ataques eran una realidad en el día a día de Al-Khelaïfi: "Sabemos de estos ciberataques contra 'BeIN Sports' y sus empleados durante años. Los sofisticados ataques contra los intereses y la reputación de nuestro grupo también han estado marcados por campañas de difamación, sabotaje comercial, juicios falsos y ciberataques contra nuestro presidente", prosiguió el comunicado.

Ni el poderoso jeque Al-Khelaïfi se salva del espionaje. Según la información, el que se trata de uno de los hombres más poderosos del mundo del fútbol, también presidente de la Asociación de los Clubes Europeos, no ha sido espiado por motivos futbolísticos, sino que el conflicto radica en el revuelo que se produjo a raíz del rígido conflicto diplomático y comercial entre Catar y Arabia Saudita.

"Estas son solo algunas de las amenazas diarias contra nuestros negocios y nuestra gente. Estos actos son vergonzosos y totalmente ilegales no son políticos, a menudo es puro espionaje comercial contra 'BeIN Media Group'. Las autoridades pertinentes deben garantizar que se responsabilice por la anarquía total de estos actores deshonestos", concluyó el comunicado de la compañía catarí. Uno de los puntos de conflicto de este revuelo diplomático se halla en la retransmisión televisiva de las principales competiciones de fútbol.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil