Sport.es Menú

Pacto de no agresión que sirve a ambos equipos

El empate permitió a Granada y Atlético cumplir sus objetivos
El empate permitió a Granada y Atlético cumplir sus objetivos | sport

El encuentro fue un auténtico pacto de no agresión entre Granada y Atlético, que apenas pisaron las áreas rivales y estuvieron los noventa minutos contemporizando el juego a la espera de lo que pasara en los otros campos donde jugaban sus rivales directos.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Granada

0-0

Atlético

Granada

Roberto; Nyom, Babin, Mainz, Juan Carlos; Iturra, Rubén Pérez; Robert (Candeias, m.78), Piti (Fran Rico, m.36), Rochina; y El Arabi

Atlético

Oblack; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Tiago, Gabi, Saúl (Raúl Jiménez, m.83); Raúl García, Koke y Griezmann

Arbitro

González González (Comité castellanoleonés). Sin amonestaciones

Incidencias

Partido correspondiente a la trigésima octava y última jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 22.500 espectadores. Lleno

Ya desde el inicio el choque mostró a dos equipos más preocupados de no encajar goles que de marcarlos, con la posesión repartida pero sin que el balón apenas llegara a las áreas como buen ejemplo de una falta de vocación ofensiva que provocó que no hubiera ni ocasiones de gol ni disparos a portería en ningún bando antes del descanso. La única llegada atlética fue un disparo del francés Antoine Griezmann que se marchó desviado, mientras que los locales lo intentaron con un centro-chut de Francisco Medina 'Piti' que se fue fuera y con una falta directa de Rubén Rochina que tampoco encontró puerta. Además de los goles del Almería, que durante buena parte del primer tiempo mandaban al Granada a Segunda, la otra noticia negativa para los locales fue la lesión de Piti poco antes del descanso.

La tónica en la segunda mitad fue exactamente la misma, pese a que Jorge Resurreción 'Koke' se atrevió a chutar a portería desde fuera del área con una volea que paró sin problemas Roberto Fernández. El balance ofensivo del Granada tras el descanso se redujo a un centro peligroso de Robert Ibáñez que despejó la zaga visitante y a un disparo tan lejano como desviado de Juan Carlos Pérez.

Los minutos pasaron sin que ocurriese absolutamente nada en el terreno de juego, con jugadores y público pendientes de que en ninguno de los otros estadios hubiera goles que invalidaran el 0-0 vigente. Al final, hubo invasión de campo para celebrar la permanencia de los locales, conseguida gracias a los diez puntos en las cuatro últimas jornadas sumados por el equipo desde la llegada del técnico José Ramón Sandoval.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil