Sport.es Menú

El Madrid negocia con Bale a espaldas del Tottenham

El galés Gareth Bale se ha convertido en la gran obsesión de Florentino Pérez, presidente madridista, desde que tuvo la certeza de que el brasileño Neymar le iba a dar calabazas para fichar por el Barça. Pese a que el Tottenham se niega a negociar, el máximo dirigente blanco sigue empeñado en sumar al polivalente jugador galés a su nómina de galácticos, circunstancia que le permitiría no depender tanto de las veleidades del portugués Cristiano Ronaldo. De hecho, lleva tiempo negociando con Bale a espaldas del Tottenham.

Paul Giblin

Estas dos últimas semanas de intensas negociaciones han culminado con la llamada telefónica de Florentino Pérez a Daniel Levy, presidente del club londinense. Lo que el dirigente madridista no le dijo a su interlocutor es que, según informa el portal 'Soymadridista', varios directivos de perfil bajo del Madrid se han desplazado a Londres últimamente y que esta semana ejecutivos de los departamentos de márketing y patrocinio también han estado allí para negociar directamente con los abogados de Bale.

Florentino Pérez ya ha mantenido también diversos contactos con el internacional galés y la relación entre ambos ya es incluso fluida. De hecho, en la mencionada información se insinúa que ya existe un documento firmado por el jugador que el Madrid guarda celosamente bajo llave.

La actitud del Madrid con Bale no hará ninguna gracia al presidente del Tottenham. Levy ya explicó personalmente al máximo dirigente madridista que el galés no está en el mercado y, por tanto, no está dispuesto a negociar su traspaso. No le hizo ninguna gracia que el Madrid hiciera oficial su interés por el jugador mediante esta llamada telefónica.

El Tottenham considera vital conservar a su gran estrella y no se plantea un traspaso, pese a que las ofertas pueden rondar o incluso superar la barrera de los cien millones de euros. Levy es un rival muy duro en las negociaciones y el Madrid lo sabe perfectamente. La pasada temporada, por ejemplo, se lo puso muy difícil a Florentino Pérez, que intentaba satisfacer a José Mourinho con el fichaje del centrocampista croata Luka Modric. Incluso cuando el jugador se declaró en rebeldía, el Tottenham se mostró firme. Eso obligó al club madridista a acabar abonando cerca de 35 millones de euros.

El club de Concha Espina sabe perfectamente que el fichaje de Bale es una operación muy complicada desde todos los puntos de vista. Incluso con la buena predisposición mostrada por el internacional galés, será muy complicado convencer al Tottenham. De hecho, pese a que el Madrid ha intentado convencer al jugador de que se declare en rebeldía y solicite su traspaso, éste no está por la labor, ya que no está dispuesto a abandonar Londres por la puerta de atrás. Incluso prefiere seguir en el Tottenham antes de actuar a traición.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil