El Madrid acabó pidiendo la hora

La poco habitual defensa madridista -Essien, Pepe, Albiol y Marcelo-, convirtió a Diego López en el héroe del Madrid en los primeros minutos de partido, teniendo que intervenir en hasta cuatro ocasiones. El portero gallego, decisivo en la clasificación para los cuartos de final de la Champions, volvió a firmar una magnífica actuación en su tierra.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Celta de Vigo

1-2

Real Madrid

Celta de Vigo

Javi Varas; Jonny, Demidov, Túñez, Roberto Lago; Borja Oubiña; Augusto Fernández, Alex López (Pranjic, min.55), Quique de Lucas (Bermejo, min.60), Krohn Dehli (Park, min.80); Iago Aspas

Real Madrid

Diego López; Essien, Albiol, Pepe, Marcelo; Khedira (Xabi Alonso, min.46), Modriç; Cristiano Ronaldo, Ozil, Callejón (Kaká, min.65); Benzema (Higuain, min.65)

Goles

0-1: M.60: Cristiano Ronaldo; 1-1: M.63: Iago Aspas, 1-2: M.71: Cristiano Ronaldo, de penalti

Árbitro

Estrada Fernández (colegio catalán). Mostró tarjeta amarilla a Quique de Lucas, Javi Varas por parte del Celta de Vigo, y a Albiol por parte del Real Madrid

Incidencias

Encuentro correspondiente a la vigésima séptima jornada de la liga BBVA disputado en el estadio municipal de Balaídos ante unos 30.000 espectadores

Antes de que se cumpliera el minuto de juego enmendó un error de Albiol con una gran intervención ante Iago Aspas. A la defensa madridista se le veía insegura y el Celta se creció. Augusto Fernández volvió a probar a Diego López con un disparo cruzado en el minuto cinco, justo antes de que Aspas, tras un fallo de Pepe, se encontrara de nuevo con el portero. Pero no fue esa su última parada de mérito, pues segundos después Diego López volvió a evitar el tanto vigués con una gran estirada tras la volea desde la frontal de Alex López.

A partir de ahí, el Celta se apagó y el Real Madrid, sin pisar demasiado el acelerador, se adueñó del duelo. Tres minutos le bastaron a los de José Mourinho para enmudecer Balaídos. Primero Ronaldo probó a Javi Varas desde la frontal: después el portugués eligió la peor opción en el mano a mano ante el meta andaluz al querer asistir a Benzema en vez de tirar; y en cuestión de segundos de nuevo Varas se lució ante el internacional francés.

El dominio blanco era aplastante. El Celta estaba superado, al borde del KO, y sólo la extraordinaria de su portero, con tres buenas paradas ante Marcelo, Callejón y Benzema, y el desacierto de los visitantes evitó que el Real Madrid mojase antes del descanso.

Los goles llegaron tras el descanso

En el inicio del segundo acto el acoso madridista no cesó y al cuarto de hora Cristiano Ronaldo se aprovechó de un rechace para derribar el muro local.

Despertó entonces el Celta, que no tardó en empatar con un gol de Aspas e incluso pudo darle la vuelta al marcador pero Albiol, tras el único fallo de Diego López, evitó el remate de Augusto en la misma línea de gol.

Pero cuando el equipo de Abel Resino parecía engancharse al partido su rival se encontró con un penalti, por derribo de Javi Varas a Kaká, que Cristiano Ronaldo no erró.

El Celta se volcó pero el Real Madrid, no sin sufrimiento, aguantó el empuje de los locales, que rozaron el empate con un remate de Park en el último minuto que se estrelló en el larguero.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil