Sport.es Menú

El Levante se salva perdiendo y el Dépor gana pero sigue en peligro

El Deportivo de la Coruña, que logró la primera victoria con Víctor Sánchez del Amo como entrenador ante el Levante, dependerá de lo que suceda en la última jornada, en la que visitará a un Barcelona ya campeón.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Deportivo

2-0

Levante

Deportivo

Fabricio; Laure, Lopo, Sidnei, Manuel Pablo (Juan Domínguez, min.10); Salomao, Celso Borges, Álex Bergantiños, Luisinho; Lucas Pérez (Toché, min.89) y Oriol Riera (Juanfran Moreno, min.65)

Levante

Mariño; Iván López (Rafael, min.72), Vyntra, Ramis (Camarasa, min.65), Juanfran García, Toño García; Sissoko (El Zhar, min.46), Simao, José Mari; Morales y Víctor Casadesús

Goles

1-0, min.21: Lopo. 2-0, min.80: Juanfran Moreno

Arbitro

González González, del colegio castellano-leonés. Amonestó a Sissoko (min.16) y Víctor Casadesús (min.59) por parte del Levante; y a Oriol Riera (min.33), Luisinho (min.43) y Lopo (min.77), por parte del Deportivo

Incidencias

Partido de la trigésima séptima jornada de la Liga disputado en el estadio de Riazor ante 30.251 aficionados. El Deportivo salió con su segunda equipación, con la bandera gallega, por el Día das Letras Galegas, y después la cambió por la primera camiseta para afrontar el encuentro

Por el cierre de campeonato que le espera en un feudo casi inexpugnable, el Deportivo se tomó el encuentro como una finalísima por la permanencia y en el césped se percibió la tensión y el nerviosismo propias de lo que había en juego frente a la serenidad del Levante en el arranque del choque. A los visitantes, el empate les daba la permanencia en la categoría; a los blanquiazules, en cambio, solo les servía la victoria porque cualquier otro resultado les llevaría a depender de un milagro.

La tarde se complicó pronto para los locales por la lesión de Manuel Pablo García, el veterano capitán, cuando aún no se habían cumplido diez minutos. Víctor Sánchez del Amo reaccionó con la entrada de Juan Domínguez como interior izquierdo, retrasó al portugués Luisinho al lateral y el Deportivo mantuvo la compostura y una paciencia relativa, ante el muro que plantó el Levante, que volvió a apostar por la defensa de cinco.

A falta de verticalidad, el equipo local basó sus acercamientos al área rival en las acciones de estrategia: fracasó estrepitosamente en la primera, que ejecutó el costarricense Celso Borges, pero acertó en la segunda, que lanzó Lucas Pérez para que Alberto Lopo se disfrazara otra vez de salvador. El central, que había devuelto a la vida al Deportivo en el descuento del partido ante el Athletic de Bilbao en la anterior jornada, adelantó a su equipo frente al Levante metiendo justo el pie ante Sissoko para que el balón, tímido, se colara a la izquierda de Mariño. Los coruñeses, que acumulaban mil minutos sin ponerse por delante en el marcador, tenían que administrar la ventaja con cabeza, esa que a Luisinho le pierde a veces por su carácter y que a punto estuvo de dejar al Deportivo en inferioridad antes del descanso. El portugués dio profundidad en el arranque de la segunda mitad al Deportivo, aunque fue el Levante el que más adelantó las líneas después de haberse pasado todo el primer tiempo sin disparar a puerta.

Morales se coló entre Luisinho Borges pero se encontró con el brasileño Sidnei, un portento físico que se jugó el penalti para frenar al atacante del Levante. El portero del Deportivo, Fabricio Agosto, no tuvo trabajo hasta que Víctor Casadesús, a los 63 minutos, le intentó sorprender con un disparo lejano que el canario, cegado por el sol, atajó, no sin problemas, en dos tiempos. La incertidumbre por el resultado se apagó a falta de diez minutos, cuando Juanfran recogió el balón en el pico del área a pase de Lucas y lo situó en la escuadra con un zurdazo espectacular que mantiene al Deportivo con vida.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil