Sport.es Menú

Kaká es una ruina

Karanka afirmaba al termino del encuentro ante el Ajax que Kaká lo ha pasado “realmente mal” por ser duramente cuestionado durante los 27 meses que lleva en el Real Madrid. Pero quien realmente lo ha pasado mal es la economía blanca que ha pagado a precio de oro los partidos, minutos y goles del brasileño en todo este tiempo. El Madrid ha desembolsado por Kaká 2.018.913 euros por partido jugado; 22.430 euros por minuto disputado y 5.265.625 euros por gol marcado. Una barbaridad si tenemos en cuenta que, además, el producto ofrecido por el brasileño, o sea su fútbol, no ha tenido chispa ni efectividad.

A. Alcázar

El Real Madrid pagó por su fichaje 64 millones de euros al Milán, y acordó un sueldo con el jugador de 9 millones netos por temporada, o 750.000 euros al mes. Lleva 27 meses por lo que ha cobrado 20.250.000 euros, que sumado al traspaso suponen 84.250.000 de euros. Desde que llegó, el Madrid ha jugado 106 partidos oficiales, de los que ha disputado 41,73 (3.756 minutos) y se ha perdido 64,27 encuentros (45 por lesión y el resto en el banquillo). Por eso ha cobrado 2.018.913 de euros por cada uno de esos 41,73 partidos jugados. Evidentemente el delantero brasileño tiene un sueldo galáctico, porque habría cobrado 794.811 euros por cada uno de los 106 partidos oficiales jugados por el Real Madrid desde que llegó.

Trasladadas estas cifras a minutos, el brasileño le ha costado al Real Madrid 22.430 euros por cada minuto jugado. Ha disputado 3.756 sobre un total posible de 9.540. De haber disputado todos, habría cobrado 8.831 el minuto jugado. Trasladado su rendimiento a goles, habría recibido 5.265.625 euros por cada uno de los 16 que ha marcado en los 27 meses de madridista.

Mourinho quiere recuperarle y amortizar la inversión hecha por Florentino Pérez para que vuelva a ser aquel futbolista que ganó el Balón de Oro en el 2007. El técnico portugués le ha concedido tres partidos seguidos de titular, algo que sólo hizo el año pasado a seis encuentros para el final de temporada, pero al tercero se  lesionó, aunque volvió a ser titular en los dos últimos ya que se trató de una simple sobrecarga muscular.

Dicen que ha resurgido, que vuelve a sonreír, aunque en el campo sólo corre cuando el Madrid tiene la pelota, como Cristiano. La presión en ataque ante el Ajax quedó para Benzema y Ozil y así el brasileño y el portugués se mantuvieron más frescos. Eso sí, Kaká fue determinante en los goles de su equipo y se empieza a parecer a aquel futbolista de zancada larga y elegante, preciso en el pase y en el disparo, y hábil en el regate.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil