Guti apunta al Málaga tras rescindir con el Besiktas

El pasado lunes se daba por hecho y ayer adquirió carácter de oficialidad: Guti ya no pertenece al Besiktas. La aventura turca del centrocampista madrileño llegó a su fin con un pésimo balance deportivo pues Guti ha sido mucho más noticia por sucesos extrafutbolísticos que por su aportación al juego del Besiktas.

M. Safin/Redacción

Renunciando a la mitad del contrato -había firmado hasta el verano de 2012-, el jugador quedó desvinculado del Besiktas. Sin ninguna autocrítica, Guti echaba la culpa de su salida al entrenador del equipo, Carlos Carvalhal: “El único responsable de que yo no siga en el Besiktas es el entrenador”. El futbolista añadía que “mi futuro es incierto, ahora tengo dos meses para pensar qué voy a hacer”.
Efectivamente, la próxima apertura del mercado de invierno supondrá una oportunidad para que Guti encuentre acomodo. Y en tal sentido cabe hablar del interés del Málaga por hacerse con los servicios del centrocampista. El jeque Al-Thani ya ha demostrado que no existe para él ningún impedimento económico a la hora de buscar refuerzos para el equipo, con lo que Guti podría ser uno de los fichajes con los que el Málaga pretende potenciar su plantel en la próxima apertura del mercado.

El cuadro andaluz necesita un centrocampista creador y el técnico Manuel Pellegrini conoce de primera mano a Guti, a quien tuvo a sus órdenes en el Real Madrid. Pellegrini sabe de las virtudes y defectos del centrocampista, de una trayectoria irregular pues casi siempre ha alternado actuaciones brillantes con comportamientos lamentables.

Desde que se hizo evidente que Guti no se encontraba a gusto en el Besiktas se especuló con que abandonaría el fútbol turco o que incluso colgaría las botas. Esta última posibilidad está descartada pues el propio jugador ha dejado claro que quiere seguir en activo. El millonario proyecto del Málaga puede ser el próximo destino de un jugador que a sus 34 años pretende demostar que conserva fútbol a pesar de que su etapa en el Besiktas pueda invitar a pensar lo contrario.

Guti llegó hace dos veranos al fútbol turco, donde fue recibido poco menos que como un héroe. En su primera temporada rindió a un nivel aceptable y se proclamó campeón de Copa, pero esta campaña el protagonismo lo ha adquirido fuera de los terrenos de juego hasta su salida cantada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil