El Madrid se impone en Getafe con lo justo

El getafe fue valiente este sábado. Luis García fue a por el Real Madrid. Línea defensiva adelantada y presión fueron las consignas. Buscaba asfixiar a Xabi Alonso y reducir espacios para aniquilar la imaginación de Özil y Kaká. Los riesgos eran grandes. Un buen pase largo. Una duda en la zaga. Costaría cara a una defensa improvisada por las bajas. Con Miguel Torres de central asumiendo el duro examen de frenar a Benzema.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Getafe

0-1

Real Madrid

Getafe

Moyá; Valera, Torres, 'Cata' Díaz, Masilela; Casquero (Lacen, m.64), Juan Rodríguez; Pedro Ríos (Gavilán, m.57), Barrada (Arizmendi, m.70), Diego Castro; y Miku.

Real Madrid

Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao; Lass, Xabi Alonso, Kaká (Callejón, m.63); Özil (Granero, m.88), Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín, m.74).

Goles:

0-1, m.18: Sergio Ramos.

Árbitro:

Delgado Ferreiro (comité vasco). Amonestó a Juan Rodríguez (28), 'Cata' Díaz (34), Casquero (35), Miku (36), Arizmendi (82) y Masilela (87) por el Getafe.

Incidencias:

Encuentro correspondiente a la vigésimo segunda jornada de Primera División, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante la presencia de 13.000 aficionados.

Nunca fue el Coliseum Alfonso Pérez un terreno cómodo para el Real Madrid. Las condiciones meteorológicas lo endurecieron más. Al frío polar se sumó un viento que condicionó todas las acciones. Mientras la maquinaria blanca entraba en calor, Barrada perdonó ante Iker Casillas un balón que chutó arriba en boca de gol.

Tardó en dar señales de peligro el equipo de Mourinho. Cuando lo hizo, con un testarazo de Cristiano que sacó a córner Moyá, ya no cesó. Corría el minuto 18 cuando Sergio Ramos sorprendió a todos y remató con potencia un saque de esquina botado por Özil. El testarazo inapelable daba ventaja y confianza al Madrid. Incrementaba las dudas defensivas de un Getafe que se perdía entre el desorden en su presión. Sus peores instantes fueron castigados con amarillas. Hasta cuatro en ocho minutos. A destiempo. Cuando perdía la paciencia corriendo tras un balón que era madridista.

Su dominio no lo materializó en goles el equipo de Mourinho. Kaká perdonó una jugada de Coentrao, Benzema no precisó en un contragolpe veloz y Moyá sacó los puños ante un cañonazo de Cristiano en una falta. Y dos despistes pudieron meter a su rival en el partido. Miku remató cruzado en un desajuste a balón parado y una perdida de Ramos la chutó Casquero pegada al palo.

En la reanudación, los reajustes de Luis García igualaron fuerzas por momentos pero Casillas no tuvo noticias del Getafe. Faltó fe a la hora de ir por el rival y el Real Madrid más asociativo de la temporada, tiró de ofició y comenzó a generar ocasiones ante las que emergió Moyá.

Brillante ante un latigazo de Cristiano que se envenenó entre la potencia y el viento, rápido en un mano a mano con Benzema que sacó abajo y ágil ante un disparo cruzado de Higuaín.

Fue cuando llegó una de esas jugadas que alimentan polémicas. En una llegada aislada del conjunto azulón Diego Castro enganchó un disparo que golpeó en la mano de Pepe. Todos vieron mano menos el colegiado.

La habitual pegada madridista no apareció en esta ocasión. No mató el partido, ni jugando ante diez porque Masilela aguantó lesionado en el campo, y pese a que no sufrió se mantuvo la emoción hasta los últimos segundos. El partido murió en balones colgados de un Getafe que corta su mejor racha ante un Madrid que cumplió en un día complicado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil