El Madrid cumple en Gijón a una semana del clásico

El Madrid, con oficio pero con menos fantasía que otras semanas se llevó tres puntos de Gijón. Con más fuelle y menos alegría, Marcelo, desde su lateral fue el mejor jugador madridista. Dejó incluso su tarjeta de visita con un gran gol en la recta final.

El primer tiempo fue intenso. Poco fútbol, juego trabado y mucha amonestación. Le costó de inicio más al Real Madrid ganar al Sporting. Y es que Manuel Preciado es de los pocos entrenadores que sabe poner un cortocircuito al Madrid.

Lo hizo durante 35 minutos con dos centrales serios -Botía y Gregory-. Y con un centro del campo repleto de músculo y concentración. Con Nacho Cases, Eguren y De las Cuevas, siempre enchufados al juego.

EFE

La ausencia de Xabi Alonso, como era lógico, se notó. Más de la cuenta. Mourinho no acaba de confiar aún en Sahin de titular. Puso a Lass en esa posición de medio centro al lado de Khedira. E innovó con Fabio Coentrao en el lateral derecho. Para Mourinho es el comodín del equipo.

Lo que no puede controlar Preciado en cambio es un error de novato de Damián, su lateral derecho. Le robó con astucia Di María la pelota en el costado izquierdo del área y sorprendió sin ángulo el argentino a Juan Pablo.

En el segundo tiempo, el argentino dibujó un gran pase al hueco a Cristiano, que no perdonó. El luso mandó el balón a la red. Llega el Real Madrid al clásico ante el Barça sin perder puntos y en un gran momento de forma.

A partir del gol de Cristiano, que marcó su gol 17 en la Liga, el Real Madrid llevó el mando absoluto. Mourinho dio descanso a Di María, Ozil e Higuaín. Y el Sporting bajó el tono especialmente ya tras la expulsión de Eguren.

Para acabar el partido, Marcelo rubricó un golazo y puso el 0-3 definitivo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil