Sport.es Menú

El cuestionado Ozil salvó a Mourinho

El mediapunta alemán, a quien el técnico José Mourinho no está dando demasiada continuidad esta temporada, rubricó un 'doblete' de goles (en los minutos 44 y 71), mientras que Benzema logró otro en el 12'.

DPA / SPORT.ES

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Valladolid

2-3

Real Madrid

Valladolid

Dani Hernández; Rukavina, Sereno, Valiente, Balenziaga; Álvaro Rubio, Víctor Pérez; Omar Ramos, Ebert (Bueno, min. 29), Óscar; y Manucho (Guerra, min. 76).

Real Madrid

Casillas; Arbeloa (Modric, min. 60), Sergio Ramos, Pepe, Nacho (Di María, min. 45); Khedira, Xabi Alonso; Callejón, Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Varane, min. 73).

Árbitro

Pérez Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Manucho, Omar, Óscar, Di Maria, Ozil y Cristiano.

Goles

1-0: Min. 6, Manucho. 1-1: Min. 11, Benzema. 2-1: Min. 21, Manucho. 2-2: Min. 44, Ozil. 2-3: Min. 71. Ozil.

Incidencias

Estadio José Zorrilla. Casi lleno, 25.000 espectadores. Los jugadores locales salieron con una camiseta blanca de apoyo a su excompañero Sisi, ahora en Osasuna, lesionado.

Manucho consiguió las dos dianas (6' y 21') de un Valladolid que mereció mucha mejor suerte ante un rival agonizante.

De este modo, el Madrid se sitúa de forma provisional a ocho puntos del líder, el Barça, que este domingo visita al Betis.

El Madrid volvió a dar una pobre imagen en su visita a Pucela. Abusó del juego aéreo y sólo Özil se salvó del descontrol general.

A los problemas del Real Madrid con la pelota en los pies se le sumaron las faltas de concentración en las jugadas de balón parado, vía por la que llegaron los dos goles de los anfitriones.

El Valladolid abrió la cuenta recién a los seis minutos. Un saque de esquina cerrado y bajo desde la izquierda lo envió Manucho a la red solo en el área pequeña (1-0).

La respuesta de los visitantes no tardó en aparecer, y fue gracias a un error defensivo garrafal. Marc Valiente se resbaló al intentar controlar la pelota y le permitió a Callejón desbordar por la derecha para luego asistir a Benzema, quien definió solo a puerta vacía (1-1).

Cuando hacía pensar que el Real Madrid se adueñaba del encuentro, reaparecieron sus fantasmas en las jugadas de pelota parada. Un nuevo tiro de esquina desde la izquierda finalizó con un cabezazo de Manucho imparable para Casillas (2-1).

El conjunto madrileño permaneció dormido durante 20 minutos y únicamente reaccionó justo antes de llegar al descanso gracias a una genialidad de Özil y Benzema. El alemán y el francés realizaron una pared en el área que finalizó con una asistencia de tacón del delantero y una definición justa del mediapunta ante la salida del portero Dani (2-2, 44').

Ya en la segunda parte, Mourinho sacrificó al juvenil Nacho -que entró de titular como lateral izquierdo- y promovió el ingreso de Di María con la idea de dinamizar el ataque de su equipo.

Sin embargo, los 20 minutos iniciales de la reanudación apenas depararon un cabezazo de Sergio Ramos desviado y una gran parada de Casillas ante un disparo lejano de Óscar.

Hasta que a los 71 minutos se resolvió el asunto a favor del Madrid. Tal como sucedió en el empate contra el Borussia Dortmund en el Bernabéu, una falta directa al borde del área y la magia de Özil fueron suficientes para resolver un partido que se le había puesto muy cuesta arriba (2-3). 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil