Los penaltis dieron el trofeo al Real Valladolid ante la Lazio

Los penaltis dieron el trofeo al Real Valladolid ante la Lazio

Real Valladolid - SS Lazio
| EFE / R. García
EFE

El conjunto local se impuso desde la pena máxima en un partido igualado

Los franquivioletas se diluyeron en la segunda parte, per los italianos no estuvieron acertados de cara al gol

Los penaltis decidieron el título del XLVIII Trofeo Ciudad de Valladolid, que se quedó en la capital del Pisuerga, al fallar Milinkovic y detener Masip el disparo de Vecino, y anotar los locales todos sus lanzamientos, tras un partido en el que éstos dominaron la primera mitad, y los italianos, la segunda.

A pesar de la calidad técnica y del potencial que se le presumía al cuadro romano, lo cierto es que el Real Valladolid se mostró más cómodo en el nuevo césped del José Zorrilla, y trató de sorprender al rival desde los primeros compases.

Así, en el minuto 8, Monchu buscó inaugurar el marcador con un lanzamiento desde la frontal del área que se fue por encima del larguero. Y, más tarde, fue Toni Villa el que buscó un centro tras una gran internada, pero no encontró rematador.

Los italianos intentaban llegar a través de las contras, pero se toparon con una buena defensa blanquivioleta, que frenó todas las llegadas de la Lazio, y en la primera mitad no dispusieron de ninguna oportunidad clara para superar a un Sergio Asenjo que no se llegó a estrenar.

El que sí tuvo que intervenir fue Maximiano, para impedir que los disparos de Aguado (m.41) y Escudero (45) terminaran al fondo de la red. Y también intervino el travesaño en el potente disparo de Sergio León desde la diagonal del área, por lo que finalizó la primera parte con el mismo 0-0 inicial.

Tras la reanudación, cambiaron las tornas, y el cuadro italiano pasó a dominar el choque, manejando el control del balón, ante un equipo local que bajó su nivel de manera notable, a pesar de los cambios que se fueron realizando.

Masip, que sustituyó a Asenjo en la portería, tuvo que emplearse en varias ocasiones, para impedir el tanto visitante. Su primera intervención, a dos tiempos, dejó sin opción el disparo de Basic y, más tarde, también anuló los de Milinkovic e Immobile, al que se adelantó lo suficiente para no dejarle rematar.

La calidad del delantero de la Lazio se dejó ver en otra ocasión, en otro lanzamiento que, en su caso, se fue por encima de la portería blanquivioleta. Enfrente, un Real Valladolid que se diluyó y no fue capaz de alcanzar el área visitante.

Por tanto, se tuvo que recurrir a los penaltis para dilucidar al ganador del trofeo vallisoletano. Javi Sánchez, Olaza, Iván Sánchez y El Yamiq no fallaron, mientras que Milinkovic lanzó su disparo fuera y Masip detuvo el lanzamiento de Vecino, por lo que el título se quedó en casa.

Temas