Taconazo de Cristiano Ronaldo y 'manita' del árbitro al Madrid

SPORT.es/DPA

El Real Madrid nunca disfrutó del partido. Al contrario, el Rayo Vallecano fue mejor durante muchos minutos, incluyendo una primera parte en la que los locales pasaron por encima de los blancos con su fútbol fogoso y vertical.

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Rayo Vallecano

0-1

Real Madrid

Rayo Vallecano:

Joel; Tito, Arribas, Pulido, Casado (Tamudo, m.82); Javi Fuego, Movilla (Trashorras, m.69); Piti (Lass, m.58), Armenteros; Michu y Diego Costa.

Real Madrid:

Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo (Granero, m.80); Khedira, Xabi Alonso, Kaká (Coentrao, m.59); Özil, Cristiano Ronaldo e Higuaín (Callejón, m.75).

Gol:

0-1, m.54: Cristiano Ronaldo.

Árbitro:

Fernández Borbalán (comité andaluz). Amonestó a Diego Costa (20), Javi Fuego (84) y Arribas (90) por el Rayo, y a Sergio Ramos (3), Casillas (39), Marcelo (44), Xabi Alonso (64), Coentrao (89) y Pepe (91) por el Real Madrid. Expulsó a Rui Faria, ayudante de Mourinho, en el minuto 65 y a Michu por roja directa en el minuto 88.

Incidencias:

encuentro correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de Liga, disputado en el Estadio de Vallecas ante 12.400 aficionados.

Esta vez la apuesta de José Mourinho para el Real Madrid fue la de un fútbol directo, pero el técnico portugués se equivocó. No por el resultado, que al final fue positivo para su equipo, pero sí por lo visto sobre el césped de Vallecas, en el que el Madrid no tuvo ni posesión ni llegada.

Diego Costa fue una pesadilla constante para los defensas del Real Madrid y la víctima de la gran primera jugada polémica del partido. El colegiado Fernández Borbalán no vio un codazo de Sergio Ramos sobre el brasileño dentro del área que hubiera sido penalti y expulsión para el defensa blanco. Antes, el árbitro tampoco vio un pisotón de Pepe a Piti que podía haber significado tarjeta para el portugués.

A medida que pasaban los minutos, el Rayo afianzaba su dominio y Mourinho encadenaba una discusión tras otra con sus jugadores, sin encontrar una solución. La ocasión más clara de la primera parte llegó a los 38 minutos, con un potente disparo de Piti que se estrelló violentamente en el palo izquierdo de  Iker Casillas.

El Real Madrid no se recuperó del susto y recibió el descanso con alivio y con una clara misión para Mourinho: corregir los defectos de su equipo, empezando por la falta de posesión y el mal balance defensivo.

Cristiano tuvo la puntería que le faltó al Rayo

El conjunto blanco cambió en la segunda parte. Elevó la zona de presión y comenzó a incomodar la salida del balón del Rayo. Fue suficiente para equilibrar el duelo y no sufrir tanto en defensa. Pero lo que de verdad notó el Real Madrid fue la influencia de Cristiano Ronaldo, decisivo al inventarse un taconazo dentro del área que atravesó un bosque de piernas para entrar junto al palo derecho del arco de Joel.

El gol daba alas al Real Madrid, pero el Rayo mostró su carácter y suyas fueron las dos oportunidades más claras en los últimos 20 minutos. Primero, con un remate de Michu que, delante de Casillas, mandó fuera el balón. Después, con un tremendo disparo lejano de Casado que obligó al arquero del Real Madrid a realizar la parada de la tarde. Y en el último minuto, Armenteros no fue capaz de empujar un balón a un metro de la portería visitante.

El Rayo lo intentó con todo hasta el final y se marchó con una derrota que no mereció. No solo eso, sino que encima vio cómo el árbitro culminaba su mala actuación expulsando en el minuto 88 a Michu de manera injustificada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil