Simeone: "¿Qué sentí? Que es maravilloso el lugar donde estoy..."

El técnico del Atlético de Madrid huye de las críticas tras el triunfo de los suyos ante el Valencia

"Una vez más vimos la mejor cara del Atlético y pudimos salir de esta situación pero con muchísimo esfuerzo"

Simeone y Suárez, tras el partido
Simeone y Suárez, tras el partido | EFE

EFE

Simeone aseguró tras la victoria por 3-2 contra el Valencia con remontada en el tiempo añadido, que en el primer tiempo, cuando encajaron los dos goles del rival, su equipo no mostró lo que realmente es.

"El primer tiempo no somos nosotros, no hicimos nada de lo que queríamos hacer, nos patearon dos tiros al arco y fueron dos goles, no logramos jugar el partido que queríamos, pero por culpa nuestra, no porque no nos lo permitieran", relató Simeone.

Al descanso, al que llegaron con "desesperación, ansiedad, tristeza", hablaron "con mucha tranquilidad" en el vestuario sobre cómo darle la vuelta al partido.

"Dijimos que si había que perder había que perder con orgullo, con valentía, jugando para adelante, y que si hacíamos un gol la gente nos iba a llevar a donde pasó. La gente sabía que no iba a fallar. Cualquier otro club después del primer tiempo que hicimos, su gente hubiera criticado, pitado en contra del equipo y hubiera perjudicado el doble. Por suerte el equipo empezó a mandar mensajes en el campo, porque merecimos ganar, y se vio lo que se vio, el segundo tiempo es el Atlético de Madrid", añadió.

Preguntado por los cambios, que dieron entrada a dos de los autores de los goles, el brasileño Matheus Cunha que hizo el 1-2 y puso el pase del 3-2 de Mario Hermoso, y el argentino Ángel Correa que hizo el 2-2, Simeone quiso explicar la sustitución del delantero portugués Joao Félix por el defensor brasileño Felipe Monteiro, que generó silbidos de desaprobación en la grada.

CALLANDO A LOS CRÍTICOS

"Muchos no entendieron que entre Felipe y salga Joao, es normal porque entra un defensor y sale un delantero. Entendíamos que necesitábamos un hombre de área que es Cunha, y que necesitábamos alguien rápido atrás. Entendíamos que teníamos a Mario (Hermoso), y teníamos a (Rodrigo) De Paul que se nos encendió la creatividad para que nos genere juego por la derecha con Correa", comentó.

Con esos cambios, explicó Simeone, el equipo empezó a "generar juego" y al tener "dos delanteros de área y más gente en los costados" como Carrasco y Correa, que hicieron "un segundo tiempo maravilloso", el equipo "insistió y trabajó". "Fuimos nosotros", recalcó el entrenador argentino.

Para el técnico estos partidos le dan "la oportunidad de aprender" al haber mostrado "dos facetas totalmente opuestas" de lo que "en este año irregular nos está sucediendo".

"Una vez mas la vimos y pudimos salir de esta situación pero con muchísimo esfuerzo. Ganamos al Rayo, empatamos en Villarreal en un campo que nos suele costar, hoy volvimos a ganar un partido que tuvimos extremadamente cuesta arriba. Esperemos que nos dé tiempo a jugar e identificar qué somos. Somos los del segundo tiempo, seguro", volvió a repetir Simeone.

En una cuestión posterior, el entrenador del Atlético volvió a relatar el motivo de los cambios. "Yo sentía que si el partido lo buscábamos en consecuencia de tener dos delanteros, gente por afuera que pudiera tirar centros, tener recorrido para atrás, y potenciar con Felipe la defensa, íbamos a estar en el partido, y así pasó. Tuvimos suerte pero pasó lo que pudo transmitir en los cambios", respondió.

Y en cuanto a sus sentimientos, Simeone mostró un punto de emoción. "¿Qué sentí? Que es maravilloso el lugar donde estoy, que cada vez que uno ve que se está yendo lo quiero agarrar más fuerte, y me dolía el corazón en el primer tiempo", concluyó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil