Sport.es Menú

El segundo proyecto de Zidane se desmorona

El Valencia dejó al descubierto las miserias del Real Madrid en el primer examen exigente desde el regreso del francés

Guedes y Garay sellaron la superioridad che y Benzema maquilló una derrota muy dolorosa

 Los blancos perdieron a manos del cuadro che, que los superaron en el feudo valencianista por 2-1 | LALIGA

El segundo proyecto de Zinedine Zidane se derrumbó al primer examen exigente que se ha encontrado por el camino. El Real Madrid salió de Mestalla pidiendo las vacaciones, después de firmar un partido plano y sin argumentos.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

VAL

2-1

RMA

Valencia

Neto; Wass, Garay, Diakhaby, Gayà; Carlos Soler, Dani Parejo, Kondobia, Guedes (Cherishev, 73'); Gameiro (Santi Mina, 85') y Rodrigo

Real Madrid

Keylor Navas; Odriozola, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos (Isco, 64'); Lucas Vázquez, Benzema y Marco Asensio (Bale, 64')

Goles

1-0 M.35 Guedes. 2-0 M.83 Garay. 2-1 M.93 Benzema

Árbitro

Jaime Latre (aragonés). TA: Wass (5'), Parejo (65') / Odriozola (64'), Marcelo (76')

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga Santander, disputado en Mestalla ante 44.274 espectadores.

El Valencia tuvo suficiente con acelerar un poco el ritmo para desarbolar a un conjunto blanco tan frágil como impotente. Gonçalo Guedes y Ezequiel Garay firmaron la victoria valencianista y certificaron el adiós definitivo del Real Madrid a la Liga Santander... si es que realmente los blancos tenían alguna opción real al margen de las matemáticas.

La flor de Zidane se ha marchitado y la mejor prueba es que incluso en el descuento se anuló un penalti sobre Sergio Ramos por fuera de juego previo. El gol de Benzema, que celebró incomprensiblemente como si fuera la final de la Champions League, solo sirvió para maquillar una derrota muy dolorosa.

Zidane tiró de equipo de gala, incluído Keylor Navar que volvía al once después de la polémica titularidad de Luca Zidane contra el Huesca.

Varane, Kroos, Casemiro, Modric, Marco Asensio, ausentes el domingo, saltaron al césped de Mestalla, pero la sensación que desprendió desde el pitido inicial el Real Madrid es que su único objetivo era salir lo más indemne posible.

Las dos victorias frente al Celta y el Huesca desde el regreso de Zidane no han cambiado que el Real Madrid está construído esta temporada bajo una base de paja, como la casa del cerdito perezoso del cuento. Y claro, al primer soplido del lobo Valencia, todo se vino abajo.

Sin ambición ni confianza, el conjunto blanco aguantó el tipo hasta que Guedes se sacó de la chistera un gol de auténtico crack. El portugués recibió un pase de Carlos Soler entrando en el área y soltó un latigazo seco ajustado al palo imposible para Keylor Navas.

El Real Madrid sintió el golpe y hasta el descanso pasó un suplicio que no se reflejó en el marcador de auténtico milagro.

Perdona el Valencia

Kondogbia primero y Rodrigo a continuación probaron fortuna con sendos disparos ligeramente altos. El equipo de Zidane hacía aguas y el Valencia se sentía como pez en el agua cada vez que podía encarar la portería de Keylor Navas a la carrera.

El KO blanco sobrevoló Mestalla, pero Varane lo evitó interceptando un balón que Gameiro se perfilaba para remachar a puerta vacía y permitiendo alcanzar el descanso con el partido aún abierto.

La racanería de Marcelino, fiándolo todo al contraataque en lugar de buscar el KO definitivo del rival, dio aire a un Real Madrid que se mantuvo en pie porque al Valencia le faltó instinto asesino. Carlos Soler perdonó el 2-0 en un mano a mano con Keylor Navas.

El centro del campo madridista se mostró inoperante y su ataque no dio señales de vida. De hecho, el único disparo blanco entre los tres palos no llegó hasta el segundo tiempo y fue un chut inocente de Marcelo que Neto detuvo con absoluta tranquilidad.

Ni la entrada de Isco, ni la de Bale, absolutamente desmotivado por su nueva suplencia, cambiaron el rumbo del partido. El Real Madrid era una sombra de equipo que intentaba morir en el área de Neto sin ninguna fe.

Zidane tiró de Mariano a la desesperada, pero lo que llegó fue la sentencia del Valencia. Dani Parejo botó un córner y Garay le ganó la partida a Casemiro para cabecear en el cuero en el segundo palo y sellar el decimoséptimo partido  consecutivo sin conocer la derrota.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil