Un Real Decreto permitirá alargar los contratos afectados por el ERTE más allá del 30 de junio

Una medida no aplicable a los jugadores no sujetos a un ERTE y que finalicen contrato en esta fecha

El artículo 5 establece la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales

Imagen de archivo de Cerezo con el Ministro de Deportes
Imagen de archivo de Cerezo con el Ministro de Deportes | EFE

Sólo sería ejecutable en el caso de que, llegada esta fecha, estuvieran bajo esta situación. Nunca sería aplicable a los jugadores que no sujetos a esta medida laboral finalicen contrato en esta fecha.

Ramón Fuentes

El pasado 14 de marzo, el Consejo de Ministros acordó declarar el Estado de alarma, en virtud del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo con motivo de la crisis sanitaria originada por la pandemia del COVID-19.

Posteriormente, con fecha 17 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, con el fin de arbitrar una batería de medidas que permitieran paliar, en cierta medida, la crisis sanitaria, económica y social generada por la pandemia del COVID-19.

No obstante, alega el Gobierno, la situación extraordinaria y urgente por la que actualmente atraviesa nuestro país requiere la adopción de nuevas medidas que respondan de manera adecuada a las necesidades que se derivan de las consecuencias cambiantes de esta crisis sanitaria, que suponen una alteración grave y sin precedentes de nuestra vida diaria.

Entre las medidas a aprobar está un nuevo Real Decreto-Ley, en cuyo art. 5 se establece:

"Artículo 5. Interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales. La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo de su duración y de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido respecto de las personas trabajadoras afectadas".

Tal y como adelanta el portal de derecho especializado IUSPORT; en este contexto de ERTES en el que estamos, en base a este artículo y dada la naturaleza temporal de los contratos de los deportistas profesionales, los contratos de los deportistas profesionales de los clubes que se acojan a ERTES se reanudarían tras la suspensión, entendiéndose que su vigencia se ampliaría en tanto tiempo como dure la suspensión.

Es decir, pensando en el ámbito del fútbol y el baloncesto, por ejemplo, en los casos de clubes acogidos a ERTE, los contratos se podrían llegar a extender ex lege más allá del 30 de junio, sin necesidad de realizar prórrogas expresas, para el supuesto de que las competiciones se tengan que extender más allá de esa fecha.

Una medida que nunca sería aplicable a los contratos de los futbolistas que, llegados a esta fecha y no estando sujetos a estos ERTES, inicialmente se considerarían como finalizados a partir del 1 de julio del 2020. Una situación, como os venimos contando en SPORT, que está a expensas de la decisión adoptada por FIFA que está trabajando en ampliar esta fecha junto a clubes, ligas y sindicatos así como también la opción de ampliar el mercado de fichajes desde que acaben las ligas, si es que se terminara jugando, hasta finales del año 2020.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil