Sport.es Menú

Piccini cambia la cara de Mestalla en el descuento (2-1)

En un duelo lleno de alternativas, el italiano decidió con un potente disparo en la última ocasión del duelo

Los aficionados despidieron con pañolada a los de Marcelino, puesto que el Huesca perdonó en varias ocasiones

Piccini salva a Marcelino en el tiempo de prolongación | LALIGA

Partidazo el que nos regalaron Valencia y Huesca en Mestalla y que acabó llevándose el cuadro dirigido por Marcelino (2-1). En un duelo con alternativas para ambos y que cualquiera se pudo llevar, Piccini decidió en la última jugada del partido después de que el cuadro oscense perdonara en varias ocasiones durante la recta final. Nada pudo hacer Santamaría ante el disparo del italiano a pesar de su gran partido en el que ha sido su debut en Primera División. Pese a eso, Mestalla despidió a su equipo con una sonora pitada y con pañolada.

C. F. Sainz

FICHA TÉCNICA

LaLiga

VAL

2-1

HUE

Valencia

Neto; Piccini, Garay, Diakhaby, Gayà; Soler, Wass (Batshuayi, 74'), Parejo, Cheryschev; Santi Mina (Ferran Torres, 70'), Rodrigo.

Huesca

Santamaría; Miramón, Insua, Etxeita, Akapo; Musto (Sastre, 86'); Moi Gómez, Rivera (Camacho, 89'), Melero (Longo, 66'), Ferreiro; 'Cucho' Hernández.

Goles

1-0 M. 24 Parejo. 1-1 M. 72 'Cucho' Hernández (p.). 2-1 M. 93 Piccini.

Árbitro

Gil Manzano (com. extremeño). TA: Santi Mina (30'), Cheryschev (33'), Garay (48'), Rodrigo (62'), Gayà (83'), Soler (87'), Piccini (93')/Insua (54'), Longo (82'), Rivera (83')

Incidencias

Mestalla. 36.547 espectadores.

Primeros minutos eléctricos con acercamientos a ambas áreas, pero fue el Valencia el que acabaría imponiendo su ley y gozando de las mejores acciones. A punto estuvo de ponerse por delante en el 10' cuando, tras un centro raso de Carlos Soler desde la derecha, Musto despejó hacia su propia portería y Santamaría evitó el gol con una buena mano.

Nada pudo hacer el meta del cuadro altoaragonés en la siguiente clara del cuadro che. Una recuperación en zona de tres cuartos por parte local acabó en la zona zurda del área. Rodrigo cedió el esférico para la llegada de Cheryschev, que puso el balón atrás desde la línea de fondo para que Parejo, situado en el punto de penalti después de llegar desde segunda línea, mandara el cuero al fondo de las mallas.

El gol propició que el Huesca diera un paso al frente, y cerca estuvo del empate. Un centro bombeado desde la derecha no lo acertó a despejar Piccini y, en el segundo palo, Melero disparó con fuerza desde cerca ante un Neto que se hizo grande para evitar la igualada. 

Volvieron a cambiar las tornas en los minutos finales del primer periodo. Santamaría salvó el segundo a cabezazo cercano de Santi Mina, la zaga oscense despejó sobre la línea de gol un remate de Rodrigo y el meta visitante intervino de nuevo para evitar un gol olímpico de Parejo.

Idas y venidas

No daba por perdido el partido el Huesca y gozó de la primera clara de la segunda mitad. Un balón largo hacia Rivera obligó a Neto a salir de su área, evitando al azulgrana disparar con comodidad. Su tiro, con el guardameta encima, se encontró con el cuerpo del brasileño. Poco después, un centro desde la izquierda de Ferreiro fue cabaceado por el 'Cucho' desviado. Ello generó los primeros pitos en Mestalla.

La respuesta che, con un libre directo cercano de Parejo que se marchó arriba y un disparo cruzado de Soler que Santamaría salvó con una espectacular mano abajo. Diakhaby también tuvo su oportunidad, pero cabeceó demasiado centrado.

Estaba precioso el duelo, con opciones para ambos equipos. Y, tras sufrir un frenazo, Gil Manzano señaló el punto fatídico en el área valencianista por agarrón de Soler sobre el 'Cucho', que no falló. 

Con el gol del empate, el partido volvió a regalarnos unos minutos preciosos, con opciones para ambos. La más clara, un remate de Soler en el corazón del área que blocó muy seguro Santamaría.

Pero si hubo una opción importante fue la que tuvo Longo, que se aprovechó de un error de Carlos Soler para robarle la cartera y plantarse solo ante Neto. El italiano se durmió y el propio Soler le robó la cartera dentro del área, en una acción muy protestada por los futbolistas del Huesca que reclamaron penalti. Minutos más tarde, a dos del final, Ferreiro se topó con el larguero en un lanzamiento de falta.

Pero aún quedaba emoción. Con la afición che cansada y mostrando su descontento, Piccini encontró un balón muerto en el interior del área en el tiempo añadido y dio unos tres puntos muy sufridos a su equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil