Nolito: "No sabemos cuándo acabará esto"

El delantero del Sevilla explica cómo vive su día a día confinado en casa

"Estamos un poco como flotando, sin saber nada", comenta Nolito

Nolito, jugador del Sevilla, acaba contrato el 30 de junio
Nolito, jugador del Sevilla, acaba contrato el 30 de junio | EFE

Nolito, futbolista del Sevilla, pasa los días confinado en casa, como prácticamente todo el planeta, mientras espera que la tormenta pase y pueda reanudarse LaLiga, si es que lo hace. El andaluz, en una entrevista concedida a 'Goal', comenta que sigue trabajando a diario para mantener la forma, pero que se le hace raro hacerlo en solitario. También se preocupa por su futuro porque el próximo 30 de junio queda libre

SPORT.ES

Coronavirus

El de Sanlúcar de Barrameda asegura que "no sé cuál será mi futuro, de eso se encarga mi agente, pero acabo contrato el 30 de junio". No descarta cualquier opción, ni siquiera volver a jugar en el extranjero, algo que ya hizo en dos etapas diferentes enfundándose la camiseta del Manchester City, junto a Pep Guardiola, y también en el Benfica, en Portugal. "No me importaría irme a donde sea", apunta, aunque también entiende que "es una decisión que tendré que tomar en su momento y que hablaré con mi mujer y mi niña grande, sobre todo". A sus 33 años, está convencido de que aún le queda fútbol para dar. 

De todas formas, lo primero es lo primero y está centrado en acabar la temporada con el Sevilla, si es posible, y, sobre todo, en que la humanidad venza al coronavirus: "Hay que aguantar, a ver si se va este bicho", comenta con su particular manera de expresarse. Nolito describe su día a día: "Tenemos que hacer todos los días tareas que nos mandan los preparadores físicos del Sevilla. Una hora y media o dos trabajando a diario para no perder la forma, porque no sabemos cuándo acabará esto y cuándo volveremos a empezar. Estamos un poco flotando, sin saber nada", se sincera.

Fiel a su forma de ser, asume que, pese al confinamiento, sigue siendo un privilegiado: "La cuarentena me está tratando bien y, gracias a Dios, yo soy un privilegiado", explica antes de añadir que "las tres niñas que tengo me vuelven loco, pero bueno, nosotros estamos aquí metidos y hay muchísima gente en España y en el resto del mundo que está mucho peor que nosotros". Y es que es consciente de que "está muriendo muchísima gente, pero hay que seguir. Nos ha tocado vivir esta situación y no queda otra".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil