Marcos Llorente, el nuevo motor del Atlético

Sus dos goles en Anfield han cambiado radicalmente su protagonismo en el equipo de Simeone

Desapercibido durante el primer tramo de la temporada, su versatilidad le convierte en indispensable en el Atlético

Marcos Llorente fue el héroe del Atlético en Anfield | MEDIAPRO

A veces, un partido puede cambiar la vida de un jugador: no tiene por qué ser una final, basta con que las circunstancias sean las adecuadas. Algo así le ocurrió a Marcos Llorente el pasado 11 de marzo en Liverpool, cuando marcó dos goles que eliminaron al campeón de Europa y dieron al Atlético de Madrid una épica clasificación para los cuartos de la Champions.

Fue el punto de inflexión que necesitaba el jugador, que apenas unos meses antes había dejado el Madrid para incorporarse a la plantilla de Simeone a cambio de 30 millones de euros.

Hasta ese partido, Llorente había pasado relativamente desapercibido para la afición del Atlético: en la Champions, su presencia había sido meramente testimonial, con nueve minutos ante el Lokomotiv y 45 en la ida ante el Liverpool.

En Liga, Llorente solo había jugado tres partidos completos, con un gol anotado.

Sin embargo, desde Anfield -el último partido disputado antes de la pandemia-, Llorente se ha convertido en indispensable para Simeone. El jugador vive uno de esos momentos en los que todo sale a pedir de boca.

Sin ir más lejos, en el último partido de su equipo, ante el Alavés, forjó la victoria siendo decisivo en dos acciones a balón parado, provocando una falta y un penalti.

Llorente llegó al Atlético como teórico pivote defensivo, un medio centro clásico, al estilo de Busquets o Rodri. Apenas había tenido oportunidades en el Real Madrid. 

Pero Simeone ha dado con la tecla situando a Llorente como interior derecho, actuando por detrás de los delanteros, con libertad para incorporarse al ataque. Ante el Athletic, en San Mamés, fue titular como segundo punta, junto a Diego Costa. 

llamando a las puertas de la selección

Internacional sub-21, Llorente no ha debutado con la absoluta, pero si mantiene su progresión, no tardará en hacerlo. España volverá a competir el 3 de septiembre y para entonces, Luis Enrique podría contar con el centrocampista del Atlético, un jugador especialmente versátil, capaz de actuar como de pivote pero también como media punta o interior, con mucha capacidad de llegar desde segunda línea, buen disparo de media distancia y una interesante relación con el gol. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil