Marcelino, sorprendido de que Arechavaleta no le dijera que no contaba con él

Uno de los posibles precandidatos a la presidencia del Athletic Club no cuenta con Marcelino de cara al futuro

El técnico aseguro que el transcurso de las elecciones le "llenan de razón" de su decisión de no renovar hace unos meses

Marcelino sorprendido de que Arechavaleta no le dijera que no contaba con él
Marcelino sorprendido de que Arechavaleta no le dijera que no contaba con él | sport

EFE

Marcelino García Toral, entrenador del Athletic Club, aseguró que le "sorprende" que Iñaki Arechavaleta, uno de los posibles precandidatos a la presidencia de la entidad rojiblanca, no le comunicara "directamente" que no contaba con él de cara al futuro como, según se ha publicado, sí lo hiciera posteriormente esta misma semana en una reunión con socios.

"Hay una noticia que dice que no soy una posibilidad para él como futuro entrenador del Athletic y como no ha sido desmentida públicamente tengo que pensar que es cierta. Me causa una gran sorpresa porque nos hemos reunido esta semana y me lo podía haber comunicado directamente", explicó el técnico.

"Me sorprende que así sea, pero lo entiendo. Es la forma de operar de cada uno. Lo respeto, pero creo que lo correcto hubiera sido decírmelo personalmente", añadió al asturiano quien no quiso dar más detalles y recalcó que "si dos personas tienen una conversación privada" él no iba "iba hacer públicos" los detalles.

Aseguró Marcelino que "suponía que el transcurrir de las elecciones" a la presidencia del Athletic que culminarán con las votaciones del 24 de junio "podía ser así" y por ello tanto esta postura de Arechavaleta como los contactos del otro posible precandidato, Ricardo Barkala, con otros técnicos le "llenan de razón" de su decisión de no firmar hace unos meses su renovación.

El de Careñes añadió que, por su parte, será después del último partido, el del próximo fin de semana en el Sánchez Pizjuán, cuando se reúna con su cuerpo técnico para "valorar el transcurrir de estos 17 meses" en Bilbao y adoptar "una postura de cara al futuro".

Por otro lado, ante la posibilidad de que el de mañana, domingo, frente a Osasuna sea su último partido en San Mamés en el banquillo local manifestó que es "muy feliz por entrenar al Athletic" y que está "orgulloso de tener esta experiencia" y "agradecido" a la junta que le fichó, los directores general y deportivo y los jugadores.

"Me gustaría mucho ganar este partido. Si es el último, me quedo con todo lo que me tocó vivir. Y, si no, tendré la grandísima suerte de vivir más partidos en San Mamés con esta extraordinaria afición a la que estaré siempre agradecido", subrayó, antes de matizar que sus palabras no eran "una despedida".

Por último aseguró que de estas últimos días "lo que peor" lleva "con muchísima diferencia, más que las elecciones" de las que se mantiene "al margen", es la derrota del pasado martes en Granada.

"Me supuso un golpe duro. Sufro cada derrota y un poquito más en función de cómo se produce. Lo diferente de esta es que es más reciente, solo eso. Ahora hay que reponerse y mientras haya posibilidades, aunque dependamos del Villarreal, hay que intentar ganar. Es nuestra obligación", concluyó.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil