La lucha antipiratería de LaLiga bate récords tras la pandemia

El retorno del fútbol sin público tras la pandemia de COVID-19 provocó un incremento de la búsqueda de vías para ver partidos de forma ilegal

Solo en esta temporada 2019-20, el departamento de lucha contra la piratería de LaLiga detectó 1,27 millones de vídeos

Javier Tebas y LaLiga luchan contra la piratería
Javier Tebas y LaLiga luchan contra la piratería | EFE

El retorno del fútbol sin público tras la pandemia de COVID-19 provocó un incremento de la búsqueda de vías para ver partidos de forma ilegal que ha llevado a un récord de actuaciones de la oficina antipiratería de LaLiga, con más de un millón de vídeos en redes denunciados esta temporada.

EFE

Coronavirus

Solo en esta temporada 2019-20, el departamento de lucha contra la piratería de la patronal de clubes profesionales del fútbol detectó 1,27 millones de vídeos de contenido protegido entre la plataforma de vídeos YouTube y otras redes sociales, de los cuales un 98,5% fueron eliminados en colaboración con las plataformas, según datos de LaLiga a los que tuvo acceso EFE.

Los especialistas que se encargan de esta labor en la asociación de clubes han observado un doble efecto: tanto un incremento de la búsqueda de contenidos pirata por parte de los aficionados como una mejora de las tecnologías que ha permitido refinar las técnicas de detección.

"Hemos notado mucho más después de la COVID-19. No es que fuera una subida abismal, también fue fruto de que estuvimos mejorando las herramientas durante el parón", asegura a EFE el responsable de este departamento, Emilio Fernández.

Entre las vías de consumir fútbol pirata que más han subido están los vídeos subidos en YouTube (de 739.000 detectados en la pasada temporada a 903.000 en ésta), las páginas que llevan a enlaces de retransmisiones ilegales por 'streaming' (de 9.600 detectadas en la 2018-19 a más de 80.000) y las páginas que dirigen a descodificadores ilegales (de 16.400 a 23.000).

El visionado ilícito de los partidos resta cada año un lucro cesante de 269 millones de euros, según el Observatorio de la Piratería de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, que agrupa a las patronales de cine, videojuegos, editores de libros artistas y músicos.

Una lucha contra la que la patronal de clubes ha asumido un papel protagonista en los últimos años, con varios equipos que involucran a casi 150 personas, entre la inspección de locales públicos, los 'hackers' que detectan el contenido ilícito y rastrean su origen, y las personas del área legal que establecen las acciones orientadas a que estos portales web sean bloqueados por la justicia.

Para esta labor, el departamento antipiratería de la patronal ha desarrollado herramientas como 'Marauder', que busca contenido protegido en webs y redes sociales; y 'Lumière', que analiza esas páginas para detectar el servido del que proceden; así como cuenta con convenios con compañías como Facebook, Twitter o Google que retiran de forma casi automática los contenidos detectados.

"Este año hemos mejorado el acuerdo con Google y eso se ha notado a la hora de detectar enlaces. Están bastante concienciados en la lucha contra la piratería", apunta Fernández.

Su trabajo da sus frutos en otros aspectos, como en el descenso de aplicaciones móviles que dan acceso a contenidos fraudulentos, que han caído a la mitad (de 2.000 en la temporada pasada a 920 en la recién terminada).

"La temporada pasada tuvimos un crecimiento excepcional en el apartado de las aplicaciones y creo que lo limpiamos. Ahora ya la gente te dice: 'Ten cuidado con las aplicaciones, que LaLiga te las tira'. Las hay de partidos en directo y de repeticiones, algunas de pago y otras gratuitas", detalla Fernández.

LOS DESCODIFICADORES PIRATA, EL PRINCIPAL DESAFÍO

Desde la temporada pasada, el equipo de antipiratería de la patronal tiene en los descodificadores pirata su principal enemigo. En esta campaña han llegado a denunciar 23.000 páginas que llevan a estos descodificadores y más de 15.000 grupos de Facebook en los que se venden este tipo de dispositivos. También unos 46.000 anuncios en plataformas digitales de anuncios clasificados.

"Los descodificadores son nuestro principal desvelo. La gente paga 80 euros y tiene todos los canales, no solo el fútbol, sino también cine y series. Es un problema global, porque para actuar contra ellas tenemos que ir al país del que depende el servidor, y cada uno tiene su legislación. Sobre todo son países del este europeo", explica Fernández.

Para ello utilizan 'Blackhole', una herramienta que muestra en grandes pantallas con gráficos de telas de araña a los proveedores piratas geolocalizados y las webs que dependen de cada uno. Un trabajo en el que la tecnología se mezcla con una parte casi artesanal, ya que compran descodificadores pirata en el mercado y los analizan para detectar el servidor al que apuntan.

Aunque esta tecnología -conocida como 'IPTV' o 'card-sharing', en función de cómo acceden al contemnido- es ahora mismo su principal problema, ya que ofrece una calidad de imagen mucho mejor a las de las páginas de reproducción por internet ('streaming') habituales, Fernández se muestra satisfecho del avance de su labor antipiratería.

"Estamos retirando un montón de contenido, contra las IPTV estamos empezando a hacer cosas que antes no se veían, y cada vez todos estamos más concienciados en la lucha contra la piratería, no solo nosotros sino las redes, los proveedores de 'hosting' (alojamiento web), todo el mundo empieza a colaborar", concluye.

SOLIDARIDAD INFORMÁTICA CONTRA LA PANDEMIA

La pandemia no solo ha generado trabajo contra la circulación de contenido ilegal en el laboratorio de los 'hackers' de LaLiga. También solidaridad contra la COVID-19, desde el punto de vista informático, ya que el ordenador 'Inferno' de LaLiga está colaborando en la investigación sobre este coronavirus.

A través de la campaña 'Folding at home', en la que colaboran empresas tecnológicas como Microsoft, Intel, Nvidia o Cisco, LaLiga cede un núcleo de los cuatro de su superordenador, que habitualmente trabaja en la detección de contenido pirata, para sumar velocidad de computación en la investigación de la pandemia.

"Llevamos un año colaborando, al principio para trabajar en modelos predictivos en la lucha contra el cáncer, y ahora contra la COVID-19. Es un ordenador tan potente que podemos tener un núcleo dedicado a esto y el resto en nuestra labor habitual", comenta Emilio Fernández, al frente del pulso antipiratería de LaLiga. EFE

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil