Sport.es Menú

El Levante golea a un Celta en estado de pánico

Una nueva derrota de los celeste les podría dejar en plazas de descenso

Boudebouz fue expulsado con roja directa tras el descanso e hizo imposible la gesta

El Levante goleó 1-4 al Celta de Vigo y deja al conjunto gallego sumido en una profunda crisis | LALIGA

El Celta continúa andando por un alambre cada vez más fino e inestable. Tenían la oportunidad en casa de recuperar sensaciones e incluso empatar a un Levante que llegaba con muchas dudas al choque tras tres jornadas consecutivas sin conseguir la victoria. De hecho, un triunfo del Celta les aupaba con los mismo puntos que el conjunto granota. Ni la tuvieron cerca.

Arnau Montserrat

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

Celta

1-4

Levante

Celta

Rubén Blanco, Hugo Mallo, Araujo, Hoedt, Juncà, Yokuslu, Jozabed (Lobotka 46'), Boudebouz, Fran Beltrán (Jensen 72'), Boufal, Brais Méndez.

Levante

Aitor, Coke (Chema 79'), Vezo, Róber Pier, Luna, Bardhi, Campaña, Morales (Dwamena 84'), Rochina (Doukouré 59'), Moses Simon, Mayoral.

Goles

0-1 M.20 Morales, 0-2 M.40 Coke, 0-3 M.63 Morales, 1-3 M.88 Brais, 1-4 M.89 Mayoral.

Árbitro

Jaime Latre (comité aragonés). T.A.: Boufal / Doukouré. T.R.: Boudebouz (49')

Incidencias

Estadio de Balaídos

El partido arrancó con poco ritmo. La importancia de los tres puntos se convirtió en miedo y pocas ocasiones entre los dos equipos. Mucho fútbol intrascendente, sin profundidad y sin generar peligro. Sin embargo, a la primera que acabó con disparo a puerta el Levante puso el 0-1. El comandante Morales recibió entre los centrales un gran pase de Rochina que culminó por encima de la salida de Rubén Blanco. El nerviosismo se apoderó de Balaídos.

Simon cinco minutos más tarde perdonó el 0-2 y Mallo, todavía de forma más clara no acertó en su remate de primeras que era el 1-1. Entre oportunidad y oportunidad, el Levante ponía la puntilla antes del descanso. De nuevo Rochina pone un balón medido desde el saque de esquina que Coke remata para dentro. Los pitos despedían al equipo celtiña al descanso.

Si era difícil la gesta tras los 15 minutos del intermedio, Boudebouz lo ponía imposible. El jugador cedido por el Betis entró de forma desproporcionada, tacos por encima de la rodilla y el colegiado no dudó en enseñarle la roja directa. Y eso que ya tenía una amarilla. Lobotka con un tímido disparo desde la frontal intentó recortar distancias pero el Levante mató el partido en el 62'.

Una jugada calcada a la del primer gol. Desmarque entre los centrales de Morales, pase entre líneas de Mayoral y el comandante ante Rubén, de nuevo picadita por encima, ponía el 0-3. Brais de penalti en el 88' recortó distancias pero en la siguiente jugada Mayoral redondeaba su buena segunda mitad con el 1-4 definitivo. Cardoso, con toda probabilidad, está viviendo sus últimas horas como entrenador del Celta que necesita que alguien le despierte esta pesadilla.

Sin juego, sin ideas y ante un público que ya ha perdido la paciencia y la confianza en el equipo. Todo lo contrario que el Levante. Tras tres jornadas sin conocer la victoria, toma de nuevo aire en la tabla y de forma contundente, se reencuentra con su mejor versión de la temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil