Sport.es Menú

LaLiga se las verá con la RFEF para negociar el convenio de coordinación

Estará en juego la gestión de los horarios, el nombre de la competición, el partido de los viernes y de los lunes

Las negociaciones para pactar el nuevo convenio que termina al final de la presente temporada empezarán en diciembre

Luis Rubiales y Javier Tebas se reunieron por primera vez en junio
Luis Rubiales y Javier Tebas se reunieron por primera vez en junio | EFE

El pasado 6 de noviembre informábamos en SPORT que RFEF LaLiga no habían tenido contacto alguno para buscar una fecha y empezar a negociar el convenio de coordinación que actualmente rige las distintas competiciones españolas (Liga, Copa del Rey y Supercopa) y que expira a finales de la presente temporada 2018-2019. Pues bien, ahora podemos afirmar que ya se ha producido un acercamiento entre ambos organismos y que será este próximo mes de diciembre cuando la patronal y el estamento federativo se sienten por primera vez para empezar a tratar este asunto. Lo que todavía está por determinar es la fecha concreta del encuentro y donde inicialmente no está previsto que acudan los presidentes de los dos organismos, Javier Tebas Luis Rubiales.

Ramón Fuentes

Lo que sí será seguro es una negociación muy dura y veremos qué acaba resultando de estas próximas reuniones. Incluso si no tienen que intervenir terceras partes como el Consejo Superior de Deportes. Conviene recordar que a finales del pasado mes de septiembre asistimos a uno de los momentos más tensos entre la Liga y la RFEF a raíz del conflicto de los horarios. Especialmente por el golpe de calor que sufrieron varios aficionados en el Levante – Sevilla celebrado el pasado 23 de septiembre.

Este enfrentamiento dio pie a que la RFEF expusiera públicamente su deseo de recuperar algunas de las competencias que existen en el actual convenio de coordinación entre Laliga RFEF; intenciones que dejó plasmadas públicamente la RFEF el 3 de octubre tras la celebración de su Junta bajo el título “la RFEF preparada para iniciar la negociación de un nuevo convenio con la Liga” y donde exponía su clara intención de recuperar competencias como el nombre de la competición y del balón, o los propios horarios de la competición.

Dentro de los distintos ámbitos de enfrentamiento, parece claro que la cuestión de los horarios, si bien el tema del naming de la competición es otro asunto capital; va a ser el tema estrella en esta durísima negociación que arranca este próximo mes. Tener la potestad de fijar los horarios de Primera y Segunda división, concesión que ahora mismo está delegada en el convenio a la Liga de Fútbol Profesional. Aquí, como venimos contando en el diario SPORT,  una de las claves puede estar en este Real Decreto de venta centralizada del 30 de abril del 2015. En el punto tres de su exposición de motivos es claro al respecto: “Aunque la titularidad de los derechos audiovisuales se atribuye a los clubes o entidades participantes; se establece la obligación de ceder las facultades de su comercialización conjunta a las entidades organizadoras, es decir, a la Liga Nacional de Fútbol Profesional en el caso del Campeonato Liguero y a la RFEF respecto a la Copa y la Supercopa de España”.

Parece claro que la Liga, al igual que la RFEF en sus dos competiciones, tiene la exclusividad en esta materia y ahora basta saber hasta qué punto esto afecta o implica tener las competencias sobre los horarios.

Al hilo de los horarios están los partidos de los viernes y lunes por los que la RFEF percibe en el convenio actual la cantidad de 330.000 euros más el IRPF por temporada. La RFEF no sólo no acepta estas cantidades sino que incluso quiere renegociar que se pueda mantener estos encuentros. Esto nos deriva de nuevo al Real Decreto de Venta Centralizada y las posibles competencias que se le otorgan a la Liga para comercializar los horarios y donde está recogido que la RFEF percibe el 2,5% de los ingresos totales de esta venta centralizada, incluidos lógicamente los partidos de los viernes y lunes. Es decir, podría darse el caso de percibir por dos vías distintas la misma cantidad; lo que supondría que en el nuevo marco la RFEF ni siquiera podría recibir vía convenio los más de tres millones que recibe en la actualidad.

Pero es más, según ha podido saber SPORT, la Liga estaría dispuesta a renunciar al partido del viernes y lunes siempre que tenga las competencias exclusivas de los horarios. Una renuncia que parece que claramente perjudicaría a la propia RFEF y sus competiciones como Segunda B y Tercera porque obligaría a meter el partido dentro del fin de semana atacando directamente a los horarios de las competiciones dependientes de la Federación Española de Fútbol. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil