El Grupo Orlegi se hace con el Sporting al comprar el 73% de sus acciones

El Grupo Orlegi se hace con el Sporting al comprar el 73% de sus acciones

Alejandro Irarragorri
Alejandro Irarragorri | sport
EFE

El empresario mexicano Alejandro Irarragorri es el nuevo hombre fuerte del histórico club asturiano

La operación de venta del paquete mayoritario de acciones queda cifrada en 43 millones de euros

El Grupo Orlegi, que lidera el empresario mexicano Alejandro Irarragorri, es ya nuevo propietario del Sporting de Gijón tras la firma de la compra del 73 por ciento de las acciones del club en poder de Javier Fernández por 43 millones de euros, una venta que pone fin a una etapa de 28 años en la que el conjunto asturiano ha pasado de jugar competiciones europeas a luchar por mantenerse en el fútbol profesional.

Irarragorri asumirá la presidencia del club si bien será David Guerra el que tendrá el poder ejecutivo y Gerardo García el control de la parcela deportiva mientras que sus hombres de confianza, Alfonso Villalva y Martín Hollander, completarán un consejo de administración donde se mantendrá de momento el abogado Ramón de Santiago para facilitar la transición.

David Guerra, que será la persona que tome las decisiones en el día a día, es un periodista nacido en Madrid y experto en marketing que ha trabajado para LaLiga en Estados Unidos y desde hace un año para el Grupo Orlegi aunque también lo ha hecho para el Queensboro FC equipo estadounidense propiedad del asturiano David Villa.

Por su parte, Gerardo García es gijonés, trabaja desde hace poco tiempo para el Grupo Orlegi y a su cargo tendrá la parcela deportiva que sufrirá una notable remodelación y en la que previsiblemente no estará el hasta ahora director deportivo Javi Rico y es de momento una incógnita que pasará con el resto de componentes.

El Grupo Orlegi sí ha confirmado la continuidad de Abelardo Fernández como entrenador al que confían en dar una plantilla que sea capaz de competir por el ascenso para lo cual esperan asegurarse la continuidad de hombres importantes como Fran Villalba, Uros Djurdjevic y los canteranos Guille Rosas, Gragera o Pedro Díaz.

De la mano del nuevo propietario llegarán probablemente un par de jugadores mexicanos que hasta ahora militaban en alguno de los equipos de los que también es propietario Irarragorri como Santos o Atlas.

El trabajo más urgente que abordarán los nuevos propietarios del club es la formación de la plantilla para la próxima temporada toda vez que apenas quedan dos semanas para que arranque la pretemporada y a Abelardo le gustaría iniciarla con la mayor parte de jugadores a su disposición.

La marcha de la familia Fernández venía siendo exigida por buena parte la afición desde hace varias temporadas dada la deriva deportiva del equipo y las crisis económicas sufridas años atrás salvadas in extremis por la venta al Ayuntamiento de la Escuela de Mareo y por un milagroso ascenso protagonizado por un equipo plagado de canteranos y liderado por Abelardo.

El Grupo Orlegi no ha dado aún a conocer sus intenciones sobre los planes anunciados por Fernández para la ampliación de Mareo, para lo cual había adquirido la finca anexa a la actual escuela, en donde preveía construir dos campos más de fútbol, un pabellón cubierto y una clínica especializada en medicina deportiva así como una residencia para jóvenes futbolistas.

Fernández y el Ayuntamiento también estaban en negociaciones para la recompra de Mareo si bien no habían alcanzado un acuerdo sobre el precio final de la operación ya que el consistorio pide 12 millones y Fernández ofrecía 9, operación que queda ahora en manos de los nuevos propietarios del club.

Temas