El Eibar aprovecha el relax local para firmar un éxito con sabor a salvación

Kike García desequilibró la contienda, los de Mendilibar sonríen a domicilio y Mallorca, Leganés y Espanyol se ven ya en Segunda

El argentino De Blasis adelantó al Eibar en el primer periodo con una hermosa y sutil vaselina

Aprovechó a las mil maravillas el Eibar la relativa falta de motivación de un Granada con los deberes hechos para ganar a domicilio, segunda victoria seguida para los vascos y la primera lejos de Ipurua en ocho meses, y amarrar la permanencia. De paso, el 1-2 casi condena a Mallorca, Leganés y Espanyol a la dura realidad del descenso.

Lucas Cadete

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

GRA

1-2

EIB

Granada

Aarón; Víctor Díaz, Germán, Vallejo, Neva (Gil Dias, 73'); Yan Eteki (Soldado, 46'), Yangel Herrera; Puertas (Antoñín, 82'), Fede Vico, Machís; Carlos Fernández.

Eibar

Dmitrovic; Róber Correa, Burgos, Bigas, Rafa Soares (Cote, 65'); Pape Diop, Sergio Álvarez; De Blasis, Orellana (Charles, 76'), Inui (Cristóforo, 65'); Kike García (Edu Expósito, 87').

Goles

0-1 M.16 De Blasis. 1-1 M.48 Soldado. 1-2 M.69 Kike García.

Árbitro

Del Cerro Grande (madrileño). TA: Germán (95') / -.

Incidencias

Nuevo Los Cármenes. A puerta cerrada.

Bajo un calor sahariano saltaban a la cancha nazaríes y eibarreses. De salida, la lesión de Rui Silva ubicaba al valenciano Aarón Escandell bajo los palos locales, apostando Diego Martínez por una defensa de cuatro. El primer aviso era local, a los diez minutos en un pase filtrado sobre la carrera de Carlos Fernández, cuyo centro raso lo enviaba alto Darwin Machís en forcejeo con Rafa Soares. Se pidió penalti, pero nada se indicó.

Comenzó enseguida a carburar el cuadro armero, captando las debilidades de un Granada más acostumbrado a la defensa de cinco. Los mediapuntas de Mendilibar, habilidosos y escurridizos, comenzaron a crear peligro y enseguida llegó el 0-1. Kike habilitó sobre la carrera de Pablo de Blasis, y el argentino definió en modo crack, vaselina desde la frontal ante la salida de Aarón.

Pudo repetir el propio De Blasis apenas dos minutos después, salvando el meta local. Pese a los 33 grados a ras de césped, el Eibar parecía jugar en una suave tarde de primavera guipuzcoana, cómodo y dinámico.

El juego se deslizaba por una pendiente de sopor. Ni unos ni otros pisaban las áreas, con una sinfonía de balonazos sin sentido y de pugnas en la medular que sólo rompía Orellana con una buena entrada hasta línea de fondo, centro raso sin rematador, y con un chut lejano que atajaba Aarón con sobriedad. Sin noticias del ataque del Granada, y descanso con la justa ventaja para los del Bajo Deba.

El cambio de Diego Martínez en el asueto no le pudo salir mejor. Entraba a la disputa Roberto Soldado, y apenas a los dos minutos de reanudado el juego, cabezazo a las mallas del ariete tras un perfecto servicio de Puertas desde el costado diestro. Tenía otra cara el Granada y el propio Soldado casi repite apenas un par de minutos más tarde.

Peligrosa respuesta vasca a los nueve minutos, con Kike García rematando de volea al Mulhacén en la frontal de área chica tras una contra muy bien trenzada. Reaccionaban los visitantes de la mano de Orellana, pero se acercaba al gol el Granada en un trallazo de Fede Vico demasiado centrado, fácil para Dmitrovic de puños.

Y cuando parecía entonarse el once nazarí, un ataque eibarrés por la izquierda bien construido entre Cote Orellana lo culminaba Kike García con control y remate a la media vuelta, raso y pegadito al palo. Imposible pelota para Aarón, uno a dos en las luces.

Quiso reaccionar el Granada, pero ya no le quedaba gasolina ni ese hambre que da la necesidad imperiosa de puntos. Y en una contra perdonaría De Blasis el uno a tres, ya sobre la barrera del minuto 88 de encuentro. En el añadido pudo igualar el Granada atacando en oleadas, pero la zaga guipuzcoana funcionó de maravilla y tres puntos de oro se van hacia Ipurua.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil