Golpe de autoridad del Atlético en el Sánchez Pizjuán

Golpe de autoridad del Atlético en el Sánchez Pizjuán

Los de Simeone sacaron tres puntos importante ante los de Lopetegui, que siguen con su mala dinámica y ya están a uno del descenso. El resultado final fue de 0-2, con goles de Llorente y Morata | LaLiga

El conjunto rojiblanco se reivindicó con una contundente victoria ante el Sevilla (0-2)

El Sánchez Pizjuán despidió a sus futbolistas con una sonora pitada

El Atlético de Madrid dio un golpe encima de la mesa en el Sánchez Pizjuán. Tras dos derrotas consecutivas antes del parón, una en Champions ante el Leverkusen y otra en liga ante el Real Madrid, el cuadro colchonero necesitaba recuperar sensaciones con urgencia. El escenario no era el más plácido, y el rival había mejorado notablemente en los últimos duelos, pero los pupilos del 'Cholo' lograron cuajar un excelente partido que, además de traducirse en tres puntos valiosísimos, sirvió para reivindicar el potencial de la plantilla.

FICHA TÉCNICA
La Liga Santander

SEV

0 ________________ 2

ATM

ALINEACIONES

Sevilla

Bono; Carmona, Salas (Navas, 46'), Nianzou (En-Nesyri, 67'), Rekik (Alex Telles, 28'); Gudelj, Delaney (Rakitic, 46'); Lamela, Isco, Óliver ('Papu' Gómez, 67'); Dolberg.

Atlético de Madrid

Oblak; Molina (Joao Félix, 87'), Savic, Giménez, Reinildo; Llorente, Koke (Kondogbia, 73'), Witsel, Saúl (Carrasco, 61'); Cunha (Correa, 73'), Morata (Griezmann, 61').

Goles

0-1 M. 29 Marcos Llorente. 0-2 M. 57 Álvaro Morata.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (vasco). TA: Isco (11'), Delaney (31'), Gudelj (81')/Witsel (39'), Joao Félix (93')

Estadio

Sánchez Pizjuán. 37. 754 espectadores.

El día en el que Koke, con 554 partidos, se convertía en el jugador con más encuentros disputados de la historia del Atlético de Madrid, el capitán estuvo a punto de auto homenajearse con un gol de bandera en los primeros compases del partido. La idea inicial del centrocampista era servir un centro, pero este fue tomando efecto hasta forzar la intervención de Bono.

Esta primera ocasión marcaría el inicio de las hostilidades. Óliver e Isco asumieron el peso creativo y el Sevilla se hizo con la posesión pero, salvo alguna cabalgada de Dolberg, esta no se tradujo en peligro real. El Atlético comenzó a ganar presencia en campo contrario y, aprovechando algunas imprecisiones defensivas, merodeó el gol. Lopetegui estaba visiblemente incómodo, por lo que decidió dar entrada a Alex Telles cuando el cronómetro apenas marcaba 28 minutos.

No tuvo fortuna el lateral brasileño. Nada más pisar el césped, le tocó lidiar con una acometida de Marcos Llorente que, sin mayores complicaciones, se deshizo de su marca para estrenar el electrónico con un potente disparo cruzado.

El Sevilla necesitaba revertir la situación tras el receso, por lo que Lopetegui dio entrada a Navas y a Rakitic. Los cambios sentaron bien al conjunto hispalense, que mejoró en el inicio de la segunda parte. Sin embargo, cuando la afición comenzaba a cambiar los pitos con los que despidió a los suyos por aplausos, el Atlético dio un golpe sobre la mesa.

El segundo tanto nació de un desplazamiento en largo de Oblak. Carmona no estuvo contundente en la disputa del esférico, por lo que Cunha le robó la cartera y cedió para Morata que, con una magnífica vaselina, mandó el esférico al fondo de las mallas. El gol hundió al Sevilla, y solo las intervenciones de Bono pudieron evitar males mayores.

Existió un amago de reacción del Sevilla en el último tramo, y En-Nesyri estuvo a punto de recortar distancias con un contundente testarazo al que Oblak respondió con una sensacional estirada. Este último esfuerzo, sin embargo, no fue considerado como suficiente por la afición, que despidió a los suyos con una sonora pitada.