Girona: solo vale ganar

Girona: solo vale ganar

Iván Martín en el partido de ida ante el Tenerife
Iván Martín en el partido de ida ante el Tenerife | EFE

El equipo catalán necesita la victoria en Tenerife para amarrar el ascenso

Míchel ha viajado con 27 futbolistas a las Islas Canarias

No falla. Llega el mes de junio y el Girona se la juega. Por tercer año consecutivo, cuando buena parte de los futbolistas están ya de vacaciones y las direcciones deportivas echan humo, la actividad deportiva no se detiene en Montilivi. Suma y sigue. 2020, 2021 y ahora también en 2022. Se vuelve a jugar un play-off de ascenso y se llega, de nuevo, a una final. Despachada la ida, con el 0-0 de la semana pasada ante el Tenerife en casa, hoy toca poner la guinda. Uno u otro equipo lo celebrará, el otro será un mar de lágrimas.

En este segundo capítulo se suele atascar el Girona, que vive su quinta final en una promoción y las cuatro anteriores siempre las ha perdido. Ahora necesita hacer un gol más que su rival para competir la próxima temporada entre los más grandes. Lo que debe hacer es muy fácil. Ganar y punto. En juego está la mayor victoria, la que supondrá un antes y un después, la que dará sentido a todos los sufrimientos, trabajos y esfuerzos de los últimos meses. Si dicen que en la tercera va la vencida, ésta puede ser la buena.

A diferencias de los dos últimos precedentes, ambos con final infeliz, esta vez el desenlace le es esquivo a Montilivi. Toca jugársela fuera de casa, en un escenario adverso pese al apoyo de algunos aficionados que han viajado para acompañar a su equipo. En un estadio que estará a rebosar, con más de 22.000 espectadores, los de Míchel se juegan el ser o no ser. Pero la presión, esta vez, es por los de casa. Los que, sobre el papel, lo tienen algo más a favor. Ganar o empatar le vale al Tenerife, que acabó un escalón por encima de la clasificación y, por tanto, aguantar también las tablas tras una prórroga le vendría bien. Necesita un esfuerzo más el Girona, que sólo se verá beneficiado en caso de victoria.

Son 27 los futbolistas que ayer, con un chárter, completaban las tres horas de vuelo desde la península hasta la isla de Tenerife. Solo hay dos ausencias: Darío Sarmiento e Ibrahima Kébé, por lesión, están descartados. El resto de jugadores vivirán el trascendental partido desde el césped. Volverá a haber una nutrida representación de jóvenes del filial. Empezando por el portero Morilla y continuando por Gabri, Monjonell, Ureña, Sala, Pau Víctor y Artero.

¿Y el once? Pocos cambios se esperan, si los hay, para disputar lo que será una auténtica final. Todo dependerá también del estado físico de Juanpe Ramírez. El defensa fue sustituido el sábado de la semana pasada por culpa de unos problemas físicos, pero ha entrenado con normalidad a lo largo de estos últimos días y si no hay un percance de última hora será titular. Como también Santi Bueno y Bernardo Espinosa. Jugar con tres centrales no se negocia. Los carriles ya tienen propietarios: Arnau Martínez por la derecha y la izquierda se convierte en el hábitat del escalero Valery Fernández, que le ha ganado la partida a Jairo Izquierdo en este playoff.

El centro del campo, bien amarrado con Pol Lozano y también Aleix Garcia. Se suma Iván Martín, con más números de salir de entrada que Samu Saiz. Borja García, una de las otras opciones en la media, está lesionado y no podrá participar. La parcela ofensiva es responsabilidad por un lado, de Álex Baena. Fue de los mejores en el partido de ida, pero mezcló sus excelentes recursos técnicos con una mala toma de decisiones. Se espera su mejor versión. Como también, por pedigrí, debería saltar desde el inicio el pichichi Cristhian Stuani. Pero aquí es donde Míchel podría desafiar de nuevo la lógica. En el campo del Eibar salió a la perfección decantarse por la titularidad de Nahuel Bustos y dejar al uruguayo en el banquillo, para más adelante. Lo más probable es que en el Heliodoro Rodríguez López la decisión sea la misma. En el cuadro local, Sipcic es la única novedad, mientras que Larrea y Javi Alonso están descartados.

Temas