El fortín del Cádiz está lejos del Carranza

El conjunto de Cervera sigue con su pleno de victorias a domicilio: Huesca, Athletic Club, Real Madrid y hoy el Eibar

Los gaditanos dormirán compartiendo liderato con la Real Sociedad tras su triunfo en un Ipurua maldito para el Eibar

Dicen que es muy importante que tu estadio sea un fortín. Que los puntos en casa son vitales para lograr los objetivos al final de temporada. Dicen. No el Cádiz. Los gaditanos siguen con su pleno lejos del Carranza, donde por cierto no han ganado, después de vencer al Eibar en una exhibición de pegada que les vale para dormir líderes, junto a la Real, de Primera División. Ver para creer. Tampoco debe estar muy de acuerdo con esta afirmación el conjunto armero que sigue sin ganar en Ipurua.

Arnau Montserrat

FICHA TÉCNICA

LaLiga

EIB

0-2

CÁD

Eibar

Dmitrovic, Pozo, Oliveira, Burgos (Soares 81'), Arbilla, Diop (Expósito 46'), Sergio, Kevin (Kadzior 75'), Bryan, Inui (Sergi Enrich 46') y Kike García (Muto 81').

Cádiz

Ledesma, Akapo, Fali, Cala, Espino, Salvi (Alejo 61'), Jonsson (Augusto Fdz. 80'), José Mari (Garrido 81'), Álex, Lozano (Malbasic 72') y Negredo (Bodiger 80').

Goles

0-1 M.36 Negredo; 0-2 M.39 Salvi.

Árbitro

Mateu Lahoz (valenciano). T.A.: Burgos (70') / Lozano (64')

Incidencias

Estadio Ipurua

Es de estudio la capacidad del Cádiz de generar tan poco y recoger tanto fruto. Pero esto ya lo había avisado Mendilibar en la previa. Dos tiros a puerta, dos goles en la primera mitad. Efectividad máxima. Los jugadores del Eibar difícilmente se explicarían como llegaban al descanso con una desventaja de dos goles. Se había visto otro partido. 

Y es que los armeros dominaron el juego, crearon más ocasiones e incluso lograron que el conjunto de Cervera concediera más oportunidades de gol de los que nos tiene acostumbrado. El Eibar bailó al paso de un Bryan Gil que tiene muy buena pinta. En tan pocos partidos ya se ha convertido en referencia y el juego se volcó por su extremo.

El jugador cedido por el Sevilla no se cansó de intentarlo y de generar ocasiones que no llegaban a buen puerto. Ledesma salvó la más clara tras un centro que remató Inui. Entonces apareció Diop para mandarlo todo al traste. Dos pérdidas del centrocampista originaron primero el gol de Negredo y apenas unos minutos después el de Salvi. Menuda temporada la del senegalés que ya no saltó al terreno de juego en la segunda mitad.

Para redondear esa efectividad, en el tercer tiro a portería, Dmitrovic erró en su blocaje y Lozano ponía la tercera diana que sin embargo no subió al marcador por posición de fuera de juego del delantero. Se salvaron los de Mendilibar que no encontraban la manera de acortar distancias. 

Con el paso de los minutos creció el nerviosismo de los locales porque, ahora sí, el Cádiz había dejado de conceder ocasiones. El Eibar no estuvo al nivel de la primera mitad y si con ese juego se habían ido 0-2 al descanso, con el mostrado en el segundo tiempo el conjunto de Cervera vivió cómodo. 

La niebla se apoderó de Ipurua en la última parte de partido. En tiempos de 'Halloween' y fiestas varias parecía un campo fantasma, nunca mejor dicho, que sin público se acentuaba más la sensación. Una señal de la maldición que tiene el Eibar con su estadio. Tres derrotas, dos empates. Ninguna victoria. Los dos viven mejor lejos de su casa. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil