Esta es la normativa actual sobre una Liga de 24 equipos

La RFEF ya ha dado el primer paso amparándose en el convenio para solicitar el cambio de cara a la próxima temporada

Ahora la decisión está en LaLiga. En caso de desacuerdo el conflicto podría acabar en manos del Consejo Superior de Deportes

La Federaciòn hizo una propuesta que debe aceptar LaLiga
La Federaciòn hizo una propuesta que debe aceptar LaLiga | RFEF

Después de la carta remitida en la tarde noche de ayer por Andreu Camps, Secretario General de la RFEFa la Liga y CSD abogando por una Liga de Segunda División de 24 equipos para la próxima temporada, ahora la clave está en el convenio de coordinación que ambas entidades firmaron en julio del 2019.

Convenio al que ya hemos hecho referencia en el diario SPORT hace apenas unos días para adelantar este posible escenario.  Porque detrás de esta solicitud federativa está el acogerse al punto 2 de dicho documento relativo a los ascensos y descensos entre las competiciones profesionales y no profesionales. 

De hecho ya en el segundo párrafo de este punto deja claro que el número de ascensos y descensos "sólo podrá ser modificado por acuerdo entre ambas partes y, en su caso, antes del inicio de cada temporada, es decir, el 1 de julio". Una fecha límite que en este caso es distinta dada la excepcionalidad de la temporada actual afectada por la pandemia del Coronavirus. 

Límite de equipos

Este mismo punto acaba recordando que el "número de clubes participantes en cada categoría profesional, con un límite máximo de veinte en Primera división y veintidós en Segunda, así como el ascenso en la Primera y Segunda división, será determinado de mutuo acuerdo entre la RFEF y la Liga. Dicho acuerdo, con anterioridad al inicio de la competición en que fuesen de aplicación tales decisiones, no pudiendo ser modificado durante el transcurso de la misma". 

Luego está claro que la RFEF, dada la complejidad en la que ha entrado el procedimiento abierto al Fuenlabrada por el Comité de Competición y que afecta claramente a la finalización de la presente temporada en Segunda división, ha buscado esta solución para intentar solucionar.

Ahora es LaLiga quien debe responder a esta propuesta que pasa por mantener al Numancia y Deportivo, los dos mejores clasificados en los cuatro puestos de descenso en Segunda, sumando los cuatro ascendidos de la Segunda B. Una situación excepcional que propone sea de manera exclusiva durante la próxima temporada 2020-2021 regresando en la 2021-2022 a la actual composición de 22 equipos.

¿Y si LaLiga no está deacuerdo?

Pero, ¿y si la Liga no está de acuerdo con esta propuesta? Y es aquí donde surge el problema. Como ya contamos en el diario SPORT; el punto cuarto de dicho convenio relativo a las materias sujetas a coordinación entre la RFEF y LaLiga, dice literalmente que "la propuesta sobre el desarrollo de la competición, clasificación final y determinación de los clubes vencedores corresponde a la Liga, que necesitará el previo acuerdo de la RFEF para llevarlas a cabo".

A tal efecto el convenio prevé la creación de una comisión, formada por el propio Secretario General de la RFEF y autor de la carta más la persona que designe la Liga y sus respectivos jefes de competiciones. Esta comisión es la que debe abordar todos los cambios reglamentarios a fin de que esta Comisión sea competente para todo lo que sea referente a eventualidades deportivas durante la competición". Parece claro que esta Comisión sería quien debería acordar los cambios reglamentarios derivados de aparecer dos equipo más en Segunda división.

La RFEF es la que decide

Pero la clave está en el último párrafo donde deja claro que "en caso de desacuerdo será el Presidente de la RFEF, u órgano en el que éste delegue, el que decidirá finalmente. La pregunta que surge entonces es: ¿Luego en caso de desacuerdo sobre el número de equipos es la RFEF quien tiene la última palabra? 

Decisión que ahora mismo debería dejar precisamente en el Comité de Competición dado que no existe la figura de presidente al estar en un proceso electoral que no concluye hasta el 21 de septiembre. De ahí que la carta remitida desde la RFEF tanto a la Liga como al CSD venga firmada por el Secretario General. 

Pero no es menos cierto tampoco que el propio convenio recoge  en su vigésimo y último punto la cuestión concreta de resolución de conflictos. Y este parece que podría ser uno si LaLiga no acepta la propuesta de la RFEF.

Al final, todo al CSD

Y a este respecto dice que "las partes acuerdan someter los conflictos que puedan surgir en la interpretación y aplicación del vigente convenio y que no hayan podido ser solucionados previamente, a la Comisión de Seguimiento del CSD, facultando a esta que tome la decisiones que considere necesarias para el cumplimiento del convenio".

Hasta el punto que continúa diciendo que el CSD "tendrá total competencia para hacer cumplir a ambas asociaciones las obligaciones recíprocas asumidas con base en este convenio".

Así pues nos encontramos ante tres posibles escenarios. Uno que Laliga acepte la propuesta que además habilita el propio convenio. Una segunda que no esté de acuerdo y la RFEF pudiera acogerse a esa última facultad otorgada al presidente federativo. Y la última que intervenga el CSD y sea quien decida el número final de equipos en Segunda para la próxima temporada. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil