El Espanyol lleva 26 años sin ganar en el Bernabéu

El Espanyol lleva 26 años sin ganar en el Bernabéu

Pedrosa, en una acción del duelo de la primera vuelta
Pedrosa, en una acción del duelo de la primera vuelta | EFE

El conjunto blanquiazul visita la próxima jornada uno de los estadios que más se le atraganta, con solo cinco triunfos en 97 duelos

La última victoria fue el 21 de abril de 1996 por 1-2 con doblete de Jordi Lardín. El balance de los últimos seis partidos, de 16-0

Reto mayúsculo el que afrontará la próxima jornada el Espanyol en el Santiago Bernabéu. El conjunto blanquiazul visita uno de los estadios que más se le han atragantado históricamente, no en vano es de los más complicados de Primera División. En 97 precedentes en todas las competiciones, la mayoría de ellos en Liga, apenas ha podido registrar cinco victorias. La última de ellas fue hace ya más de 26 años, cuando se impuso por 1-2 el 21 de abril de 1996.

En aquella ocasión un doblete de Jordi Lardín dio el triunfo al Espanyol, cuyas otras victorias llegaron también por 1-2 en la 1980/81 y 1952/53, en octavos de la Copa del Rey de 1948 (0-1) y en la Liga 1929/30 por 2-4. El resto de encuentros se han saldado con empate (16) y sobre todo con derrotas (76).

El Espanyol empezó el siglo XXI arañando dos empates, uno sin goles y otro 2-2, pero desde entonces solo ha habido dos visitas en los que no se ha ido de vacío; en 2008 y 2012, curiosamente también con 2-2. Sin embargo, en los últimos años el equipo blanquiazul ha estado lejos de poder puntuar. Tanto, que su último gol fue en el 3-1 de la temporada 2013/14, que cayó en la última jornada de Liga sin ambos ya nada en juego. Los seis encuentros posteriores se han saldado con triunfo blanco con un balance de 16 goles a favor y ninguno en contra.

Las bazas a favor

Tratará el equipo de Vicente Moreno de cambiar la dinámica en Concha Espina. Sacarse de encima la mala imagen de la derrota contra el Rayo en el RCDE Stadium, “el peor desde que llegué”, en palabras del propio técnico, es acicate suficiente para cuajar un buen encuentro. Además, la buena noticia para el Espanyol es que el encuentro, el sábado a las 16.15h, cae justo en medio de la eliminatoria de semifinales de la Champions que el Real Madrid disputa contra el Manchester City.

Es altamente probable que Carlo Ancelotti, con la Liga ya virtualmente ganada, apueste por rotaciones y ahí el cuadro perico pueda aprovechar que las prestaciones merengues bajen con su unidad B. Por lo pronto, tras un domingo de descanso, la plantilla vuelve este lunes al trabajo con una sesión matinal como suele ser habitual en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. La principal preocupación de Moreno será intentar recuperar a Óscar Gil, aunque lo tiene difícil, y que otros tocados como Keidi Bare estén plenamente recuperados.

Temas