El Eibar no renuncia al milagro

Sergi Enrich empató el 0-1 de Guardado en el tramo final y deja la salvación a tres puntos

El Betis se conformó en Ipurua y deberá esperar para asegurar matemáticamente su presencia en Europa

Jonathan Moreno

Será complicado, pero el Eibar se aferra a la categoría cuando se asomaba al abismo. Siete puntos consecutivos y la permanencia, a tres unidades. Valencia y Barcelona para acabar la temporada y firmar la 'machada' de permanecer una octava temporada en la élite. El gol de Sergi Enrich abre la esperanza armera. El Betis se echó atrás con el 0-1 de Guardado y no cierra matemáticamente su regreso al Viejo Continente.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

EIB

1-1

BET

Eibar

Dmitrovic; Correa, Oliveira, Arbilla, Cote (Muto, 79'); Edu Expósito, Diop (Recio, 46'), Atienza, Bryan Gil (Rodrigues, 72'); Kike García, Sergi Enrich (Pedro León, 92').

Real Betis

Bravo; Emerson, Bartra, Víctor Ruiz, Alex Moreno; Guido Rodríguez, Guardado; Lainez (Ruibal, 65'), Fekir (Canales, 79'), Tello (Loren, 72'); Borja Iglesias (Rodri, 72').

Goles

0-1 M.4 Guardado. 1-1 M.83 Enrich.

Árbitro

Díaz de Mera Escuderos (manchego). TA: Diop (34'), Oliveira (38'), Correa (52') / Emerson (65').

Campo

Ipurua. A puerta cerrada.

Ni el agua amilanó a los andaluces, acostumbrados a otra climatología más seca. Los heliopolitanos penalizaron un error en la entrega de Bryan Gil a las primeras de cambio. El 0-0 duró un suspiro en Ipurua. Conexión con mucho picante entre Lainez y Guardado, y el veterano centrocampista, desde fuera del área, la mandó a la jaula. Dmitrovic nada pudo hacer ya que el lanzamiento rozó ligeramente en Atienza. Lo suficiente como para despistar al serbio.

Rostros de desesperación en los guipuzcoanos, que tiraron del fútbol con ADN vasco para rearmarse. Claudio Bravo ni se inmutó. Es más, fueron los verdiblancos los que salieron con peligro en la transición. Iglesias y Tello tentaron a la suerte con disparos lejanos.

Permutó Mendilibar de banda a Bryan Gil y lo ubicó en la izquierda. Como agua de mayo. El gaditano se activó en su perfil natural y contagió a sus compañeros. El partido se trasladó a la parcela bética, a merced de los del Bajo Deba. Sergi Enrich merodeó el empate. El menorquín prolongó un córner y Bravo tiró de reflejos para sacarla de la escuadra.

No cejaron en su empeño los vascos. Sin engañar a nadie, con sus argumentos ofensivos, continuó y continuó hasta embotellar al Betis. En un centro de Correa desde la banda derecha llegaría el equilibrio de Enrich. El menorquín da esperanzas al Eibar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil