¡El Granada no puede con un buen Espanyol y baja a Segunda!

¡El Granada no puede con un buen Espanyol y baja a Segunda!

El conjunto de Karanka, que dependía de sí mismo, no pasó del empate y los triunfos de Mallorca y Cádiz le mandan condenan al descenso

Partido muy flojo del Granada, que murió en la orilla tras la reacción con el nuevo técnico. Jorge Molina falló un penalti en el 72'

Hace trece meses en Granada soñaban con disputar las semifinales de la Europa League, pero el Manchester United les cerró la puerta. Ahora, quién lo iba a decir, afronta una reconstrucción del proyecto que deberá iniciar en Segunda División. El equipo de Aitor Karanka dependía de sí mismo para no bajar pero fue incapaz de ganar a un correcto Espanyol que pone fin a un curso con demasiadas turbulencias. Las victorias de Cádiz y Mallorca condenaron al Granada.

FICHA TÉCNICA
Liga Santander

GRA

0 ________________ 0

ESP

ALINEACIONES

Granada

Maximiano; Quini, Víctor Díaz, Duarte, Escudero; Collado (Germán, 85'), Petrovic (bacca, 85'), Milla (Eteki, 33' (Gonalons, 85')); Puertas, Molina y Luis Suárez (Uzuni, 61').

Espanyol

Diego López; David López (Calero, 88'), Sergi Gómez, Cabrera; Aleix Vidal, Herrera, Melamed (Melendo, 73'), Darder, Vilhena (Dídac, 88'); Embarba (Wu Lei, 73') y Puado (Koleosho, 90').

Árbitro

Hernández Hernández (canario). T.A.: Escudero (87').

Incidencias

Nuevo Los Cármenes.

El arranque voraz de Luis Suárez, que ya presentó complicaciones en el primer minuto, y un disparo de Puertas a renglón seguido que obligó a una gran intervención de Diego López auguraba un guion que nada tuvo que ver con la realidad. El Granada tenía en sus manos su futuro y hizo un partido que lo tiró todo por la borda. No mucho mejor fue el epílogo del Espanyol, que sin embargo acabó con una imagen decente y dignificando la competición.

Embarba, pasada la media hora, tuvo la más clara para los de Luis Blanco después de una gran jugada de Melamed. Su disparo lo desvió a córner Maximiano. Se le vio menos al meta luso que a Diego, que reapareció al filo del asueto para hacer otra intervención de mérito a Jorge Molina. Darder, en una de las pocas cabalgadas que pudo hacer, tuvo la última antes del receso.

El ritmo de partido siguió siendo bajo en la reanudación. Al Granada le valía con que ninguno de sus dos rivales hiciera los deberes, pero el problema fue que los hicieron. Preso de sus propios nervios, el equipo estaba muy desdibujado y no ponía en aprietos al Espanyol. Las caras en el Nuevo Los Cármenes empezaban a ser de miedo.

A veinte minutos para el final se le iluminó el camino a los nazarís con un dudoso penalti señalado por Hernández Hernández por mano de Cabrera en un centro lateral. Le avisó la sala VOR y lo confirmó él en el monitor. Sin embargo, Molina, ejecutor en detrimento del lesionado Milla, lo mandó directo a fuera. Le acertó el costado eso sí Diego.

Esa losa pesó aún más a nivel mental para un Granada que no reaccionó hasta el 90. Molina cabeceó un balón que Diego paró sin problemas y Bacca tuvo la más clara en un remate que tras dar en la zaga se fue al palo y luego a córner. Por cuestión de centímetros el equipo de Karanka podría haber tenido un destino distinto.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil