El criterio de los árbitros con las manos para el final de temporada

El criterio de los árbitros con las manos para el final de temporada

Muniain marcó de penalti tras unas manos de Jordi Alba que el árbitro revisó en el VAR | RFEF

Medina Cantalejo, presidente del CTA, es partidario de solo sancionar las que sean "claras, claras"

La norma está abierta a la interpretación del colegiado

Tras el partido de la Europa League ante el Nápoles, el entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, propuso "pitar todas las manos, igual que en el baloncesto se pitan los pies", como alternativa para acabar con la polémica en este aspecto.

En la rueda de prensa de este martes, el presidente del Comité Técnico de Árbitros español, Luis Medina Cantalejo, se refirió a este tema como "una propuesta" que los colegiados cumplirían a "rajatabla" si en un hipotético futuro llegase, como el "tiempo parado".

Aun así, de momento, los árbitros se mantendrán con el criterio actual, aunque con el mandato del nuevo presidente, se ha convertido en más estricto.

En su intervención, Medina Cantalejo ha indicado que "el tema de las menos tuvo, tiene y tendrá polémica", y ha admitido que "la norma está abierta a la absoluta interpretación", algo que es así desde "hace dos años".

"Yo soy partidario que las manos que se sancionen sean las claras, claras, y seguro que con ese criterio nos vamos a comer alguna ostensiblemente", dijo el presidente.

Es por ese motivo, que las directrices a los árbitros son claras siguiendo las reglas de juego, y cometerá infracción el jugador que:

• toque el balón de manera voluntaria con la mano o el brazo, por ejemplo, haciendo un movimiento en dirección al balón con estas partes del cuerpo;

• toque el balón con la mano o el brazo cuando la mano o el brazo se posicionen de manera antinatural y consigan que el cuerpo ocupe más espacio. Se considerará que un jugador ha conseguido que su cuerpo ocupe más espacio de manera antinatural cuando la posición de su mano o brazo no sea consecuencia del movimiento de su cuerpo en esa acción concreta o no se pueda justificar por dicho movimiento. Al colocar su mano o brazo en dicha posición, el jugador se arriesga a que el balón golpee esa parte de su cuerpo y esto suponga una infracción;

marque gol en la portería adversaria: directamente con la mano o el brazo —incluso si la acción se produce de forma accidental—, incluido el guardameta; inmediatamente después de que el balón le toque en la mano o el brazo, incluso de manera accidental.

Temas

VAR