Sport.es Menú

El Athletic remonta a una Real Sociedad sin defensa

El Athletic de Bilbao acabó con el idilio entre la Real Sociedad y el nuevo San Mamés y ocho meses después de su última visita convirtió el drama en fiesta.

Jordi Blanco

Comenzó perdiendo (y perdido) y acabó nervioso, robando tiempo al reloj y descentrado... Pero el equipo de Valverde pudo por fin disfrutar de la victoria en su nuevo estadio ante la Real.

Al grupo de Eusebio, bien puesto en el campo, le condenó su estupidez defensiva, que facilitó tanto el 2-1 de Aduriz como el 3-1 de Iñaki Williams, siendo inútil su arreón final en que Íñigo Martínez devolvió la emoción con su gol en el minuto 83.

Cada visita txuri-urdin provoca un espasmo en Bilbao, donde los leones no habían logrado disfrutar de una victoria desde marzo de 2012, para acabar cada derbi en el nuevo estadio con un indudable mal sabor de boca.

Un golazo de Muniain y dos regalos de la defensa sentenciaron el primer KO de la Real en el nuevo San Mamés

Parecía que esta vez no sería diferente cuando el primer remate a puerta de la Real, apenas superado el cuarto de hora de partido, provocó el 0-1 y la fiesta empezó a teñirse de blanquiazul en las gradas.

Un corner que tocó levemente Xabi Prieto fue suficiente para que David Zurutuzallegando solo desde atrás, rematase de manera impecable a la red. Apenas superado el primer cuarto de hora el Athletic sufría como no quería ni imaginar antes del comenzar el choque.

Fue, de hecho, el único remate en toda la primera parte a puerta de la Real, a la que mantuvo con ventaja Rulli cuando acababa el primer acto y a la que condenó el propio portero argentino después, cuando en una ridiculez combinada con Raúl Navas facilitó que Aduriz anotase el 2-1 no mucho después de que Muniain empatase con un excepcional obús.

El equipo de Eusebio empezó ganando y rozó el 3-3 tras un gol de Íñigo que recordó a Bakero en Kaiserslautern

La remontada encendió a los leones y dejó tocados a los hombres de Eusebio, a los que otro error defensivo condenó con el 3-1 de Iñaki Williams.

Pero faltaba el epílogo. Y no pudo llegar de mejor manera. Amigos y colegas de juventudValverde Eusebio tomaron el relevo de Guardiola y Koeman en un fin de semana de marcado recuerdo azulgrana y manteniendo en el escenario aquel legado que nació bajo el mando de Johan Cruyff en el Barcelona, sus equipos, Athletic Real, cerraron el marcador con un guiño.

El que protagonizó Íñigo Martínez, rematando de cabeza un centro de Illarramendi como si de Bakero en Kaiserslautern se tratara.

Este 3-2 le dio alas a la Real... Y provocó que Eusebio lanzase al equipo al frente. Pero no le dio tiempo. Todo lo que perdió en la primera mitad ya no fue capaz de recuperarlo al final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil