El Athletic no puede con el Granada y se abona al empate

Cuarta X en cinco partidos para los de Marcelino, que se dejaron remontar antes del descanso en apenas diez minutos

El Granada, muy vertical gracias a Darwin Machís, aprovechó sus opciones en el primer tiempo para saber sufrir en el segundo

Adrià León

No hubo vencedores en San Mamés en un duelo lleno de infortunios y mala suerte. El Athletic acusó demasiado la desconexión sufrida tras ponerse por delante en el marcador y suma un nuevo empate, que tras el del Levante y este del Granada, ya son cuatro en los últimos cinco encuentros. Por su parte, los pupilos de Robert Moreno, empezaron mal pero se sobrepusieron antes del descanso para acabar sumando un punto en un desplazamiento nunca sencillo. Mal día para los andaluces, que perdieron a tres hombres más (Germán, Machís y Rochina) y se quedaron sin ventanas de cambios.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

ATH

2-2

GRA

Athletic

Unai Simón; Balenziaga (Álex Petxa, 78'), Iñigo, Yeray, Lekue; Muniain, Dani García (Zárraga, 60'), Vencedor, Nico Williams; Raúl García y Sancet (Iñaki Williams, 60').

Granada

Luis Maximiano; Escudero, Torrente, Germán (Luis Abram, 45'), Quini; Machís (Neva, 54'), Montoro, Gonalons, Rochina (Yan Eteki, 66'); Jorge Molina y Luis Suárez.

Goles

1-0 M. 10 Raúl García. 1-1 M. 25 Machís. 1-2 M. 34 Jorge Molina. 2-2 M. 76 Luis Maximiano (p.p.).

Árbitro

Cordero Vega (cántabro). TA: Zárraga (62') / Germán (1') y Montoro (40'). TR: Iñigo (99').

Incidencias

Encuentro disputado en San Mamés ante 32.361 espectadores.

Con muchas faltas y poca fluidez abrió el telón la jornada 15 de la Liga Santander. A unos minutos iniciales de muchas interrupciones y poco juego le puso remedio Iker Muniain, que no quiso desaprovechar el regalo de Montoro. El capitán de los leones solo tuvo que pisar área para llamar la atención de Luis Maximiano y ceder en bandeja el 1-0 a Raúl García, que entraba a placer desde la frontal.

Tras el 1-0, el Athletic dio un paso al frente y controló con más pulso del mostrado en los compases iniciales. Pero si algo tiene el Granada cuando Darwin Machís está sobre el terreno de juego es desparpajo, y lo demostró al contragolpe. El venezolano recibió en banda izquierda y encaró hacia fuera a Lekue, que no llegó a tapar el golpeo cruzado. Tampoco Unai Simón, que hizo la estatúa para encajar el 1-1. Poco más necesitó el conjunto nazarí para salir de la jaula, que a punto estuvo de darle la vuelta en apenas cuatro minutos gracias a Jorge Molina, que remató algo cruzado un balón recibido en el interior del área.

En el último tramo de la primera el Athletic quiso estirarse, pero Jorge Molina, que ya había avisado, no lo permitió. Pérdida de Muniain y contragolpe andaluz capitaneado por Machís, quién sino. El extremo del Granada intentó filtrar el balón en el corazón del área, y tras un doble y desafortunado rechace de la zaga, Molina rebañó el balón para superar con dificultades a Simón y silenciar San Mamés. Tras el 1-2 y la lesión de rodilla de Germán, el Granada dio definitivamente un paso atrás y cedió el control a los leones, que lo intentaron sin suerte antes del descanso.

Las adversidades en el eje central de la defensa no complicaron en exceso al Granada, que igualmente tuvo que sufrir el empuje del Athletic desde la reanudación. La más clara del primer tramo fue para Raúl García, que estampó en el larguero una volea conectada desde más de 30 metros y con Maximiano fuera de su posición natural.

Las llegadas del Athletic empezaron a secundarse. Nico Williams, Raúl García -de nuevo-, o Zárraga lo intentaban, pero el marcador no se movía. Gonalons metió el miedo en el cuerpo de los leones con un buen cabezazo, pero las filas de Marcelino seguían buscando con insistencia la igualada. Y no tardó en llegar tras alinearse todos los astros posibles en una jugada donde la velocidad de Iñaki Williams obligó a los visitantes a sacar el balón sobre la línea. Varios rebotes -consecuencia del despeje- incomprensibles acabaron con el autogol del meta portugués, que volvió a abrir el choque.

La última pudo ser para Iñigo Martínez con el tiempo ya añadido, pero el disparo lejano del central lo despejó con mucha clase el nazarí. Tanto se alargó el tiempo añadido que también dijo la suya el Granada tras un error garrafal de Unai Simón, que obligó a Iñigo a cometer una falta que le costó la tarjeta roja. El conjunto de Robert Moreno no acertó el disparo directo ni tampoco los rechaces y el Athletic amarró, con taquicardia final, un punto más en su persecución europea.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil