Sport.es Menú

Un afortunado tanto de Griezmann, suficiente para el Atleti

Se llevó el triunfo de Vallecas por la mínima jugando a medio gas

Raúl de Tomás perdonó la vida al conjunto colchonero

 Los colchoneros lograron vencer en el derbi madrileño gracias a un solitario tanto del principito en el 74 | LALIGA

C. F. Sainz

FICHA TÉCNICA

LaLiga

RAY

0-1

ATL

Rayo Vallecano

Dimitrievski; Tito, Galvez (Álvaro García, 75'), Ba, Amat, Álex Moreno; Embarba (Pozo, 57'), Comesaña, Mario Suárez, Trejo (Bebé, 57'); y De Tomás.

Atlético

Oblak; Arias, Godín, Giménez, FIlipe; Vitolo (Diego Costa, 60'), Rodri (Savic, 73'), Saúl, Correa (Lemar, 60'); Morata y Griezmann.

Goles

1-0 M. 74 Griezmann.

Árbitro

Gil Manzano (com. extremeño). TA: Giménez (91')

Incidencias

Vallecas. 13.880 espectadores. Jornada 24 de LaLiga 2018-19

Griezmann al rescate. El galo volvió a destascar al Atlético de Madrid, esta vez en el derbi ante el Rayo Vallecano, en un encuentro muy importante para ambos puesto que llegaban tras cosechar dos derrotas consecutivas ligueras. Los colchoneros fueron los que sonrieron al final gracias a un afortunado tanto de su jugador más valioso.

Poco que contar en los primeros 45 minutos. Parecía que el Atlético mandaría sobre el césped, puesto que salió con fuerza. Saúl, con un testarazo que se le marchó por encima del largueroi en el 2’, tuvo la más clara para los colchoneros en la primera mitad.

Y es que a partir de ahí, los de Simeone se encasquillaron. La falta de ideas y la buena labor defensiva franjirroja desarboló a los visitantes. Lo aprovecharon los franjirrojos para, a través de Raúl de Tomás, acercarse a la meta defendida por Oblak: el canterano blanco dio dos asistencias de lujo a Embarba, que con sus disparos obligó a lucirse al portero esloveno.

NO PERDONA

Saltó al verde con más ahínco que en el primer tiempo el Atlético, pero no puso en excesivos aprietos a Dimitrievski. Es más, el que estuvo más cerca del gol fue Raúl de Tomás, pero su control dentro del área tras pase largo de Gálvez acabó despejándolo Oblak con una buena salida a los pies del ariete rival.

El encuentro estaba igualado, aunque la pelota era rojiblanca. Y, en un ataque aislado, llegó el gol. Griezmann recogió en el interior del área un balón que bajo Morata y, con un tiro que tocó en un zaguero y despistó al meta local, anotó el tanto que a la postre daría la victoria.

Pudo igualar el Rayo en el descuento, pero el cabezazo de Ba lo detuvo con una buena palomita Oblak. Los rojiblancos, a medio gas y pensando en la Juventus, se llevaron los tres puntos en un duelo en el que los de Míchel merecieron algo más.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil