Zhang Yufei releva a Mireia Belmonte como reina del 200 mariposa femenino

Las piscinas de Tokio han estado muy activas, dando varios oros y siendo testigo de nuevos récords

Caeleb Dressel, Izaac Stubblety-Cook y Robert Finke se llevan la presea dorada en sus respectivas pruebas

La nadadora china Zhang Yufei en Tokio 2020.
La nadadora china Zhang Yufei en Tokio 2020. | Adam Davy/PA Wire/dpa

EP / Madrid

La nadadora china Zhang Yufei se convirtió este jueves en campeona olímpica de los 200 metros mariposa cogiendo el trono de la española Mireia Belmonte, que no defendía su título en Tokio 2020, después de vencer en una final disputada en el Centro Acuático de Tokio que dominó con gran autoridad.

Belmonte, que ganó el oro hace cinco años con un tiempo de 2:04.85, decidió centrarse en otras pruebas y no participar en el 200 mariposa, una disciplina que tiene nueva reina desde este jueves. La china Yufei se hizo dueña antes de alcanzar el ecuador de la misma y no soltó la punta en una carrera de mucho nivel.

Yufei paró el reloj en 2:03.86, nuevo récord olímpico tras desbancar la marca de su compatriota Jiao Liuyang, en vigor desde Londres 2012. La plata y el bronce fueron para las estadounidenses Regan Smith (2:05.30) y Hali Flickinger (2:05.65), respectivamente.

Caeleb Dressel gana los 100 libres

El nadador estadounidense Caeleb Dressel se hizo con la medalla de oro en la prueba de los 100 metros libres tras imponerse en un apasionante duelo al australiano Kyle Chalmers. En una de las pruebas que más atención despierta en la piscina, el americano logró su primer metal dorado olímpico individual arrebatando el trono al oceánico, campeón hace cinco años en Río de Janeiro. Dressel dominó de principio a fin esta final y tuvo fuerzas para aguantar el gran final de Chalmers y ganando por apenas seis centésimas (47.02 a 47.08), mientras que la medalla de bronce fue para el ruso Kliment Kolesnikov.

Stubblety-Cook, oro y récord olímpico en 200 braza

En los 200 metros braza, el nadador australiano Izaac Stubblety-Cook se ha proclamado campeón tras adjudicarse la final con un tiempo de 2:06.38, un registro que supone la mejor marca de la historia en todas las citas olímpicas. Stubblety-Cook, que había protagonizado emocionantes finales en las series, no falló a los pronósticos y demostró su gran momento de forma con un triunfo inapelable en el doble hectómetro de braza. Su tiempo acaba con el récord olímpico del japonés Ippei Watanabe (2:07.22), establecido hace cinco años en Río.

La medalla de plata fue para el neerlandés Arno Kamminga (2:07.01) y el bronce perteneció al finlandés Matti Mattsson, que estableció un cronómetro de 2:07.13.

Robert Finke se lleva los 800 libres

El nadador estadounidense Robert Finke se ha llevado la medalla de oro en los 800 metros libres tras imponerse en una final igualadísima, disputada este jueves en el Centro Acuático de Tokio. El campeón de la distancia en Estados Unidos, de 21 años, reinó en los 800 libres con un tiempo de 7:41.87, superando al italiano Gregorio Paltrinieri, oro en 1.500m en Río 2016, después de un final apretadísimo tras la buena salida del nadador de Carpi (7:42.11).

La medalla de bronce fue para el ucraniano Mykhailo Romanchuk, que paró el reloj en 7:42.33 para dejar al alemán Florian Wellbrock con la miel en los labios (7:42.68) en cuarta posición.

China, oro y récord en los 4x200 libres femenino

China se hizo este jueves con la medalla de oro en la prueba del relevo 4x200 metros libres femeninos tras imponerse, con nuevo récord del mundo, a los equipos de Estados Unidos y Australia. El cuarteto formado por Junxuan Yang, Muhan Tang, Yufei Zhang y Bingjie Li marcó un espectacular crono de 7:40.33, un segundo más rápido que la anterior plusmarca mundial en poder de las australianas, en una final igualada en la que aventajó en 40 centésimas a las estadounidenses.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil