Mechaal y Fontes a la final de 1.500, Gómez víctima del récord olímpico

Dos atletas españoles estarán presentes en la finalísima de un clásico del mediofondo

El catalán Adel Mechaal se clasificó en su semifinal con marca personal, 3:32.29

Fontes se clasificó con solvencia
Fontes se clasificó con solvencia | EFE

EFE

Adel Mechaal logró la clasificación directa para la final de 1.500 en una semifinal disputada a ritmo brutal que acabó con nuevo récord olímpico del keniano Abel Kipsang (3:31.65), del que fue víctima Jesús Gómez, mientras Ignacio Fontes, en la primera serie, también se ganó el puesto en la final.

La prueba más carismática del atletismo español, que ha dado ya a España tres medallas olímpicas (oro y plata de Fermín Cacho en Barcelona'92 y Atlanta'96; bronce de José Manuel Abascal en Los Ángeles'84), tendrá dos hombres en la pelea por las medallas.

Fontes, sin experiencia en grandes campeonatos, llegaba a Tokio con una gran marca de 3:33.27 y sus 3:36.95 en series le bastaron para acceder a semifinales en la repesca.

Ahora necesitaba acabar entre los cinco primeros para estar en la final, a la que pasaban dos más por tiempos. A Fontes le tocó la primera, lanzada por el keniano Timothy Cheruiyot, a cuya espalda se puso el andaluz.

Cheruiyot no abandonó la punta hasta el esprint final. Fontes entró cuarto en la recta y solo cedió una plaza en el sprint, vigilando por el rabillo del ojo a los de atrás. El quinto puesto, con 3:34.49, le daba un sitio en la final.

Gómez y Mechaal compartieron la segunda con el noruego Jakob Ingebrigtsen. El burgalés, que fue recalificado por haber sido obstruido en la primera ronda, había sido semifinalista en el Mundial de Doha 2019, el catalán cuarto en la final de Londres 2017 y eliminado, en los Juegos de Río 2016, en primera ronda tanto en 1.500 como en 5.000.

Al ritmo marcado por Ingebrigtsen, el burgalés tomó posiciones delanteras mientras Mechaal fue a cola del grupo hasta el último 600. Justo cuando se hundió Gómez, el catalán fue avanzando posiciones para intervenir en el esprint, que gestionó con solvencia para quedar cuarto con 3:32.29, récord personal y clasificado por puestos en una carrera brutal que acabó en nuevo récord olímpico de Kipsang (3:31.65).

Mechaal, que llegó a ser cuarto en un Mundial (Londres 2017), ha vuelto al grupo de trabajo dirigido por Antonio Serrano y parece haber superado una crisis de resultados después de ser cuarto en el Mundial de Londres 2017.

La final masculina de 1.500 se disputará el sábado, penúltimo día de los Juejos, a las 20.40 locales (13.40 hora peninsular española).

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil