Las Guerreras resurgen con una espectacular exhibición ante Francia

Con un juego vertiginoso, España llegó a ganar por cinco goles a 11 minutos del final (18-23)

La selección española terminó imponiéndose por 25-28 para relanzar sus opciones en Tokio

Ainhoa Hernández se fajó en el pivote ante la dura defensa bleu
Ainhoa Hernández se fajó en el pivote ante la dura defensa bleu | AFP

España recuperó la imagen de sus mejores éxitos para lograr una magnífica e importantísima victoria contra Francia por 25-28 y ver cómo sus opciones se multiplican en un excelente encuentro colectivo en el que brillaron con luz propia Almudena Rodríguez, Carmen Martín y una Sandy Barbosa que se reencontró por fin tras su grave lesión.

FRA

25-28

ESP

FRANCIA, 25

(12+13): Amandine Leynaud (p.), Estelle Nze Minko (1), Grace Zaadi (4, 3p.), Coralie Lassource (1), Beatrice Edwige (1), Laura Flippes (2), Pauline Coatanea (5) -siete inicial-, Cleopatre Darleux (p.s.), Allison Pineau (5, 4p.), Pauleta Foppa (4), Alexandra Lacrabere, Meline Nocandy, Kalidiatiu Niakaté y Chloe Valentini (2).

ESPAÑA, 28

(12+16): Merche Castellanos (p.), Nerea Pena, Lara González (2), Ainhoa Hernández (1), Almudena Rodríguez (4), Carmen Martín (6, 4p.), Paula Arcos (1) -siete inicial-, Silvia Navarro (p.s.), Alicia Fernández (2, 1p.), Sandy Barbosa (4), Eli Cesáreo (2), Sole López (2), Mireya González (1) y Marta López (3).

ÁRBITROS

Arthur Brunner y Morad Salah (Suiza). Excluyeron dos minutos a las francesas Beatrice Edwige (31:18) y Estelle Nze Minko (41:54 y 55:58); y a las españolas Almudena Rodríguez (12:17), Eli Cesáreo (21:16), Lara González (27:55), Mireya González (30:25) y Marta López (52:22).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

1-0, 4-2, 6-4, 9-6, 10-9, 12-12 (descanso), 14-14, 15-18, 17-19, 19-23, 22-25 y 25-28 (final).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la segunda jornada de la competición de balonmano femenino disputado a puerta cerrada en el Yoyogi National Stadium (Tokio, Japón).

Tras las malas sensaciones que había dejado la imagen mostrada en la derrota ante Suecia en el debut (24-31), España trató de apretar las clavijas en el 6-0 defensivo y lo consiguió en una medida importante al tiempo que la esperada irrupción de Sandy Barbosa dio algo más de fluidez al ataque.

Lideradas por la extremo derecho Pauline Coatanea, las actuales subcampeones olímpicas tomaron dos goles de renta (4-2 en el 9') y dos tantos seguidos de la experimentada Allison Pineau situaron un preocupante 7-4 justo después del ecuador del primer tiempo.

Esa dinámica se mantuvo hasta el 9-6, obra también de Pineau al paso por el minuto 20. A partir de ahí y pese a la parcialidad de una pareja arbitral que excluyó a tres españolas por ninguna gala en la primera parte, las Guerreras recuperaron su mejor nivel.

Con tres tantos de una Sandy Barbosa necesitada de confianza tras su grave lesión de ligamentos, la selección española llegó incluso a adelantarse en el marcador al borde del intermedio con un tanto de Eli Cesáreo, pero Coatanea estableció el 12-12 definitivo con el que se llegó al ecuador del partido.

La gala Lacrabere se lesionó en la primera parte

| AFP

Con el tema del ataque más o menos solucionado, una de las claves de cara a la reanudación sería solucionar las continuas rotaciones en la primera línea francesa que acababan derivando en espacios que aprovechaban para crear superioridad al borde de la línea de seis metros. Y ahí estaba haciendo mucho daño la poderosa Pauletta Foppa.

El regreso de las Guerreras fue espectacular, recordando por primera vez en muchísimos meses al equipo que hizo historia conquistando la plata en el Mundial de 2019. Con Merche Castellanos inspiradas y una velocidad desconocida en las transiciones, el marcador llegó a reflejar un ilusionante 14-18 en el 38' tras sendos golazos de Marta López y de Paula Arcos.

España se gustaba y Almudena Rodríguez se echó el equipo a sus espaldas para anotar tres golazos seguidos después de sendas circulaciones perfectas y muy rápidas que desarbolaron la defensa francesa para situar un espectacular 18-23 en el 49'.

Lara González fue una de las destacadas en la Guerreras

| AFP

La situación era tan favorable que el combinado español se presionó y vio cómo reaccionaba Francia para situarse a solo dos goles en un santiamén (21-23). En ese momento se produjeron dos acciones que terminaron siendo clave para asegurar una victoria importantísima.

Carmen Martín robó una pelota y marco el 21-24 cuando las 'bleus' atacaban para acercarse a un gol y Mireya González se inventó una rosca sensacional en el pivote cuando estaba siendo agarrada por dos rivales, provocando la exclusión de Nze Minko.

Al final, fiesta española en el Yoyogi con una merecida victoria por 25-28 para dar alas a las opciones de acceder en buena posición a los cruces al equipo que dirige el catalán Carlos Viver. Por fin las Guerreras recuperaron las señas de identidad que las han encumbrado al Olimpo del balonmano.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil