Un Eusebio Cáceres de otra galaxia rozó la medalla de bronce

El griego Tentoglou lo descabalgó del podio en el último salto para colgarse el oro (8,41)

Marta Pérez (1.500) y Javier Cienfuegos (martillo), a la final; Esther Guerrero y Bestué, no

Eusebio Cáceres se quedó a tres centímetros del bronce
Eusebio Cáceres se quedó a tres centímetros del bronce | AFP

No tuvo suerte Eusebio Cáceres, un aspecto del deporte que no ha acompañado históricamente al sensacional 'Saltamontes de Onil', quien ha vuelto por fin por sus fueros en los Juegos de Tokio después de sus interminables problemas por las lesiones para rozar las medallas.

El mejor saltador español de la última década realizó su mejor concurso en muchos años batiendo en tres ocasiones su mejor marca de la temporada (8,09 en el segundo, 8,12 en el cuarto y 8,18 en el sexto).

Con ese último registro se situó tercero... pero en su intento final el griego Miltiadis Tentoglou engrandeció su leyenda pese a tener solo 23 años y se fue hasta 8,41 para arrebatar el oro al cubano Echevarria (8,41) y relegar al bronce a su compatriota Masso (8,21), ambos lesionados. Por tanto, Cáceres se quedó a solo tres centímetros del bronce y no pudo emular a la gallega Ana Peleteiro.

Miltiadis Tentoglou es el nuevo campeón olímpico

| AFP

Se repite así por cuarta vez su maldición con la llamada 'medalla de chocolate'. En el Mundial de Moscú 2013 el de Onil logró la mejor marca en la clasificación (8,25) y en la final fue cuarto con 8,25, a un solo centímetro del mexicano Luis Rivera y a tres del neerlandés Ignisious Gaisah (ganó el ruso Menkov con 8,56).

Al año siguiente en los Europeos al aire libre de Zürich, Cáceres repitió cuarta plaza con 8,11 a tres centímetros del galo Gomis y a cuatro del heleno Tsatoumas (el oro fue para el británico Rutherford con 8,29). Y en 2019 también acabó cuarto en los Europeos bajo techo de Glasgow con 7,98, a cinco centímetros del serbio Jovancevic.

Marta y 'Cienfu', a la final

Siguiendo con las buenas noticias (una cuarta plaza debe serlo siempre), el extremeño Javier Cienfuegos accedió a la final de lanzamiento de martillo con la séptima marca de los clasificados gracias a los 76,91 que acreditó en su tercer lanzamiento. El montijano está capacitado para salir de Tokio al menos con un diploma.

Otra que compite siempre bien es la soriana Marta Pérez, quien se comportó a la perfección en una rápida y exigente primera serie de 1.500 para lograr el billete a 'semis' por tiempos al ser séptima con marca personal (4:04.76). La cuarta clasificada en los pasados Europeos bajo techo vuelve a ser ella después de muchos meses KO.

Miltiadis Tentoglou es el nuevo campeón olímpico

| AFP

Por contra, en esas series de 1.500 metros una Esther Guerrero que llegaba en gran momento se hundió en la recta final sin explicación aparente para terminar octava y quedar fuera de la repesca por tiempos con 4:07.08, algo parecido a lo que le sucedió en invierno en los Europeos de Torun. Una pena, porque la de Banyoles se lo merece todo.

Tampoco pasó ronda en 200 metros la veinteañera Jaël Bestué, pero con sensaciones diferentes. La azulgrana tuco un comportamiento excepcional y mejoró su marca personal en 14 centésimas para situarla en 23.19. La azulgrana vale menos de 23 segundos y cada vez lo tiene más cerca.

La otra noticia en ese doble hectómetro la protagonizó la jamaicana Shericka Jackson, bronce en 100 metros. La caribeña se dejó ir y trató de economizar tanto sus fuerzas que terminó cuarta en su serie por cuatro milésimas y se quedó fuera de las semifinales con 23.26. ¡Imperdonable!

Oro sin récord para Camacho

Uno de los grandes platos fuertes de esta jornada matinal (madrugada en España) era el duelo entre las dos mejores especialistas de 100 metros vallas en la actualidad: la sensación de la temporada (la portorriqueña Jasmine Camacho-Quinn) y la poseedora del récord mundial (Kendra Harrison).

Camacho-Quinn cumplió los pronósticos en 100 vallas

| EFE

Los 12.26 que acreditó la caribeña en 'semis' aventuraban un nuevo récord mundial (lo posee la norteamericana con 12.20), pero una pequeña duda en la antepenúltima valla lastró esa posibilidad. No obstante, Camacho-Quinn se impuso con 12.37 para lograr su primer gran éxito internacional, seguida de Harrison (12.52) y de una radiante jamaicana Megan Tapper (12.55).

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil