Sagosen, el gran 'ogro' de los noruegos

España buscará este lunes su segunda victoria a las 9.15 horas frente a Noruega

El genio Sander Sagosen es el faro sobre el que gira el juego de los escandinavos

Sagosen, en la victoria noruega contra Brasil
Sagosen, en la victoria noruega contra Brasil | EFE

Tras la importantísima victoria en el ‘estreno’ frente a Alemania (27-28), el calendario no da respiro a los de Jordi Ribera y este lunes a las 9.15 horas espera otro equipazo como Noruega en el segundo partido de la fase de grupos. 

 Si los germanos cuentan con un bloque en el que no sobresale ningún jugador por encima del resto, los escandinavos giran en torno a un Sander Sagosen que lleva años más que consagrado como uno de los mejores jugadores del planeta.

En un país cuyo equipo femenino lleva lustros levantando pasiones con sus dos oros olímpicos, tres mundiales y ocho europeos, el masculino ha alcanzado por fin el Olimpo liderado por Sagosen con sus únicas tres medallas en los últimos cuatro años (bronce en el Europeo de 2020 y platas en los Mundiales de 2017 y 2019).

En su debut, Noruega se impuso sin alardes por 27-24 a la Brasil de los azulgranas Thiagus Petrus y Haniel Langaro. Y con cierta claridad pese a que en los albores de la segunda parte perdía por 12-14. Los de Christian Berge regresan a los Juegos tras la novena plaza de Múnich 1972 y la estrella del THW Kiel (venció al Barça en la final de la Champions 2019-20) fue el faro de su equipo con ocho goles, si bien falló ocho lanzamientos).

Sus otros referentes

 Aunque siempre bajo el manto de su líder, Noruega cuenta con otros jugadores de primer nivel como el lateral derecho Harald Reinkind (compañero de Sagosen en el Kiel), el pivote Bjarte Myrhol (Skjern), el talentoso central Christian O’Sullivan (Magdeburgo), el veterano extremo izquierdo Magnus Joendal o un gran meta como Torbjoern Bergerud (ambos del Flensburg).

Christian O'Sullivan, otro referente de Noruega

| EFE

Otro aspecto clave será la batalla defensiva y ahí Noruega cuenta con ventaja a nivel físico al contar con más altura y más kilos. Sin embargo, en cuanto a conceptos y ajustes, ahí los campeones de los dos últimos Europeos deberían ser superiores.

Ser fieles

España demostró ante Alemania que ha llegado a Tokio con las ideas claras: intensidad atrás y mucha paciencia cuando no se pueda correr. Alex Dujshebaev apareció en el momento clave y debe ser el líder de este equipo en ataque en una selección que no puede contar con su hermano Dani por lesión.

Por cierto, habrá que ver si Jordi Ribera sigue confiando en el meta azulgrana Gonzalo Pérez de Vargas tras su gran partido el sábado o si opta por sus habituales rotaciones y juega Rodrigo Corrales.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil