Una sensacional España se venga de la campeona europea

La selección española se impuso por 85-70 a sus 'verdugas' en los cuartos del pasado Europeo

Alba Torrens, Astou Ndour y los triples de Maite fueron clave ante las campeonas continentales

Raquel Carrera trata de anotar a aro pasado
Raquel Carrera trata de anotar a aro pasado | AFP

La selección española se tomó cumplida venganza de las serbias con una extraordinaria victoria por 85-70 para dar un paso de gigante hacia los cuartos de final y además como primeras de grupo. El éxito tuvo tres 'madres' de excepción con 25 puntos de Alba Torrens, 20 con nueve rebotes de Astou Ndour y 17 de una colosal Maite Cazorla que anotó cinco triples (tres de ellos en el momento clave).

ESP

85-70

SER

ESPAÑA, 85

(19+22+18+26): Silvia Domínguez (7), Cristina Ouviña (10), Alba Torrens (25), Laura Gil (2), Astou Ndour (20) -cinco inicial-, Laia Palau, Maite Cazorla (17), Raquel Carrera (4) y María Conde.

SERBIA, 70

(20+24+14+12): Ana Dabovic (5), Aleksandra Crvendakic (2), Jelena Brooks (16), Sonja Vasic (11), Tina Krajisnik (11) -cinco inicial-, Nevena Jovanovic (4), Yvonne Anderson (15), Dajana Butulija, Maja Skoric y Dragana Stankovic (6).

ÁRBITROS

Yohan Rosso (Francia), Maj Forsberg (Dinamarca) y Andreia Silva (Brasil). Eliminaron por cinco faltas a la serbia Ana Dabovic (39:52).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la segunda jornada de la competición de baloncesto femenino de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 disputado a puerta cerrada en el Saitama Super Arena (Saitama, Japón).

España encaraba su segundo duelo en Tokio tras superar a Corea del Sur por 69-73, mientras que las serbias hicieron lo propio también con apuros ante Canadá. Y evidentemente era un partido con ciertos condicionantes especiales, ya que Lucas Mondelo y sus pupilas ardían en deseos de vengar la derrota sufrida en la prórroga en el pasado Europea frente a las de Marina Maljkovic, hija del laureado extécnico azulgrana Bozidar.

La primera parte fue sensacional para el espectador. Con un juego rápido y alegre se sucedieron las canastas y las acciones de calidad con un importante 'pero' para los intereses españoles en el rebote, ya que las balcánicas atraparon cinco ofensivos en el primer cuarto.

Con dos triples de tres intentos de Alba Torrens, España tomó su primera ventaja (8-6 en el minuto 3) y siete puntos seguidos de Astou Ndour dieron aún más alas a las campeonas de los dos anteriores Europeos (15-10 a 3:58 del final del primer cuarto).

Sin embargo, Serbia fue recuperando sus señas de identidad y, con sendos triples de la letal Jelena Brooks y de Yvonne Anderson, no solo equilibró el marcador sino que cerró los primeros 10 minutos con una ventaja mínima (19-20).

Lucas Mondelo no se cansó de pedir paciencia a sus jugadoras

| AFP

El inicio del segundo cuarto fue horrible para los intereses españoles. Un triple de Anderson y sendas canastas tras pérdidas de la propia estadounidense de origen y de Dragana Stankovic situaron un preocupante 21-31 cuando tan solo habían transcurrido tres minutos.

Mondelo paró el partido y las españolas iniciaron una lenta remontada lideradas por SIlvia Domínguez y por Ndou. La pívot de la WNBA cerró el segundo cuarto con un canastón tras rebote ofensivo que dejó un ilusionante 41-44 en el electrónico teniendo en cuenta cómo habían ido las cosas.

Serbia volvió a recuperar el control del choque en los albores del tercer cuarto con un triple de Crvendakic y con Brooks que ya se iba a los 16 puntos (43-52). La gran diferencia estaba en los lanzamientos desde más allá de 6,75 metros, con un triste 2/12 para España y un excelente 6/11 para las serbias.

Cristina Ouviña anotó e hizo de base con maestría

| AFP

Y... ¿qué pasa cuando no entran los lanzamientos? Pues que aparece Maite Cazorla desde el banquillo para anotar tres triples seguidos y apretar el encuentro hasta el 52-54 a 3:27 del final del tercer cuarto. Con una sensacional dirección de Ouviña, un nuevo triple de la grancanaria dejó el marcador en 59-58 tras una gran remontada a falta de los últimos 10 minutos.

En el cuarto final Alba Torrens se echó el equipo a sus espaldas y demostró por qué es la líder anotadora del equipo y por qué ha ganado seis Euroligas. La balear anotó un triple y dos canastas seguidas para plantarse con 21 puntos y situar la máxima ventaja española a 5:50 del final (69-60).

Con dos canastas seguidas, Anderson añadió al partido una intriga que anularon de inmediato Ndour con un canastón y un 2+1 y Cazorla con su quinto triple para culminar una gran exhibición colectiva tras el descanso y cerrar una victoria espectacular por 85-70.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil