Carreño-Djokovic, por el bronce

El asturiano se enfrenta este sábado a partir de las 8 de la mañana al número uno del mundo por el ansiado metal

El serbio ha ganado cuatro de los cinco duelos directos, pero en los dos últimos y sobre asfalto el balance es de 1-1

Pablo Carreño, durante su partido ante Dominick Koepfer.
Pablo Carreño, durante su partido ante Dominick Koepfer. | EFE/Juan Ignacio Roncoroni

X. Serrano

Pablo Carreño está a un partido del bronce olímpico, pero para colgarse el preciado metal antes deberá superar el más difícil de los escollos y derrotar al número uno del mundo, Novak Djokovic (este sábado a partir de las 8.00 hora española). El asturiano no logró replicar en semifinales el gran nivel que le permitió tumbar en la ronda anterior al segundo mejor tenista del circuito, el ruso Daniil Medvédev, y fue superado de forma clara por su compatriota Karen Khachanov (6-3 y 6-3).

Más sorprendente fue la eliminación de ‘Nole’ a manos del alemán Alexander Zverev (1-6, 6-3 y 6-1). Tras dominar la primera manga, colapsó a mediados de la segunda y fue arrollado en la tercera. Con el fin a una racha de 22 victorias consecutivas, Djokovic se despidió a la vez del ansiado ‘Golden Slam’.

Carreño, tras la senda de Nadal

Carreño se quedó corto en su empeño por ser el cuarto tenista español que pisa una final individual olímpica masculina. Opta ahora, en sus primeros Juegos, al metal número 13 de la ‘Armada’ entre todas las disciplinas y a romper de paso la sequía vigente en el torneo individual desde Pequín 2008.

Siempre duele quedarse a las puertas de una final, pero no hay tiempo para lamentaciones. Carreño lo tiene más claro que nadie. “La derrota de hoy no puede costarme una derrota mañana”, declaró a pie de pista tras caer ante Khachanov en una hora y 19 minutos.

El ruso cometió muchos menos errores y no dejó que el español terminara de entrar en un partido en el que se mostró arrollador. “No me he notado como ayer”, dijo el asturiano en referencia a su victoria sobre Medvédev, “pero es verdad que Karén ha hecho un partido muy bueno. Creo que sido más mérito suyo que demérito mío, ha sacado muy bien, me ha presionado mucho...”, señaló.

Khachanov exprimió al máximo su poderoso saque y registró diez ‘aces’ (siete en el segundo set), rompiendo el tercer servicio del español de forma irreversible en ambos sets. Carreño también destacó que ninguno de sus intentos por cambiar la dinámica del partido surgió efecto. Dicho esto, tocaba pensar en la siguiente batalla: “Hay que intentar recuperarse lo antes posible, mental y físicamente”.

Djokovic, un campeón herido

Antes de conocer la identidad de su oponente, el gijonés vaticinó que la final será un partido muy difícil en el que necesitará su mejor nivel para aspirar al metal. Igual se quedó corto, pues se las verá con un Djokovic especialmente motivado y con ganas de desquitarse.

Nadie vio venir la derrota. No solo por la superioridad exhibida hasta el momento, sino por un 1-6 inicial en el que Zverev no tuvo respuestas. Pero el segundo se complicó. Aunque rompió el tercer saque del alemán, Zverev rompió el suyo en dos ocasiones y defendió con uñas y dientes para llevárselo y seguir en el partido. El set definitivo fue un barrido que acabó con Djokovic a grito pelado para canalizar su frustración. Superado.

“Mañana, afortunadamente, empezamos de cero. Espero recuperarme y ganar una medalla para mi país”, acertó a declarar el serbio en una conferencia que apenas rebasó el minuto. ‘Nole’ no estaba para preguntas, doblemente derrumbado tras caer también en la semifinal de dobles mixtos.

Carreño y Djokovic se han enfrentado en cinco ocasiones, con cuatro victorias para el serbio y una para el español. Sin embargo, las cuentas se igualan 1-1 en los dos enfrentamientos más recientes y en los cara a cara sobre asfalto. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil